...Y después, a recibir la promesa de un millón de votos de manos de Claudia Sheinbaum | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 10 de Abril, 2018

...Y después, a recibir la promesa de un millón de votos de manos de Claudia Sheinbaum

...Y después, a recibir la promesa de un millón de votos de manos de Claudia Sheinbaum  | La Crónica de Hoy

En el feudo mas sólido de Morena en CDMX, Azcapotzalco, al tomar la palabra, Claudia Sheinbaum prometió al candidato presidencial de Morena: “Andres Manuel, en la Ciudad te vamos a dar más de un millón de votos de diferencia”.

López Obrador realizó su primer acto proselitista en la CDMX pisando tierra morenista, en la delegación Azcapotzalco, luego de su visita a la American Chamber of Commerce.

A pesar del calor, adultos mayores se dieron cita en la explanada delegacional. La cita era a las 16:00 horas, a la cuál Sheinbaum arribó en punto de la hora, mientras que AMLO llegó una hora después. “Obrador para presidente”, “AMLO te queremos”, gritaban las señoras de la tercera edad subidas a sus sillas.

En el estrado esperaban Sheinbaum, Martí Batres, César Cravioto, Yeidckol Polevnsky, Miguel Ángel Jáuregui. El líder máximo de Morena no dudó ni un segundo: inmediatamente fue por la mano de la candidata para la capital y ambos recorrieron el escenario.

Sheinbaum pidió a la ciudadanía llenar las casillas y hacer largas filas para votar sólo por Andrés Manuel. “Nosotros vamos a recuperar esta ciudad, vamos a devolverle la esperanza”, dijo la exdelegada de Tlalpan.

Los seguidores de Morena se peleaban por encontrar un buen lugar. Debido a esto, algunas mujeres comenzaron a aventar objetos a quien les estorbaba: “Quítense, queremos ver a Andrés Manuel, nosotras tenemos mucho aquí, esperando”.

La explanada delegacional no se observaba del todo llena; muchos fueron convocados y llevados por el Partido del Trabajo, seguidos por los del Partido Encuentro Social.

Entre las banderas de color vino y rojo se encontraban señoras que cargaban entre sus brazos un peluche del Peje; algunas lo abrazaban, otras lo acariciaban y otras más lo levantaban por todo  lo alto. Pero llamaba más la atención una mujer que mientras lo esperaba se acicalaba y se veía en su espejo de bolsillo: “Me estoy arreglando para que Andrés me vea muy guapa cuando vaya a saludarlo”, le comentó a su compañera, mientras bailaba la canción del partido, moviendo las caderas lentamente y se despeinaba seductoramente el cabello. Al final, por más que intentó acercarse, sólo logró tomarle una foto mientras el candidato subía a su auto.

Cuando AMLO tomó el micrófono, todos callaron... “Nosotros lograremos hacer la cuarta transformación del país”, aseguró ante habitantes de Azcapotzalco. “¡Hurra, Andrés, éste es nuestro año para que cambies todo esto!”, fue la respuesta.

Al momento de reiterar que no utilizaría guardaespaldas, algunas mujeres dijeron: “¡Pero nos lo van a matar! ¡Por lo menos dos para que lo cuiden!”.

MIGUEL HIDALGO. Después, los morenistas fueron a la no tan amigable (para su causa) delegación Miguel Hidalgo.

En el Parque de Cañitas, niños, jóvenes y adultos de la Miguel Hidalgo llegaron para ver a Andrés Manuel y a Sheinbaum; pero no estaban solos. Sobre la México-Tacuba, alrededor de 15 autobuses se estacionaron para dejar a los acarreados que venían de Azcapotzalco.

Finalmente, rodeado de ­Citlalli Hernández, Javier Hidalgo, Ifigenia Martínez, Martí Batres, Yeidckol Polevnsky, Gabriela Cuevas y otros candidatos morenistas, AMLO se despidió.  Buscó nuevamente la mano de Claudia Sheinbaum y, enlazados, alzaron los brazos y saludaron a sus seguidores, las personas que los escucharon y vieron durante toda la tarde de ayer.

Imprimir