Nacional

“Si van a Texcoco verán cerros devastados por querer llenar las pistas”: AMLO

Adriana Pérez Cañedo inició con una pregunta un tanto sarcástica: “¿Ha sido la campaña cansada? Ya son tres vueltas”, López Obrador siguió el juego: “La tercera es la vencida”.

Andrés Manuel López Obrador expuso en la American Chamber que los salarios de los altos funcionarios mexicanos son los más elevados del mundo y que “se han destinado 6 millones de pesos al pago de servicios médicos de funcionarios, hasta se pagan cirugías plásticas con el erario público, se estiran a costillas del erario”.

El tabasqueño, en materia de corrupción, propuso actuar a través del ejemplo desde el Poder Ejecutivo. “En nuestro país está legalizada la corrupción para los niveles más altos”.

En cuanto a su relación con los inversionistas, López Obrador sostuvo: “Vamos a ser respetuosos de la legalidad. Que haya un estado de derecho. No debe de ser motivo de inquietud que se esté buscando el bien de todos, desde luego también del sector empresarial. No estamos en contra de los empresarios, sino de la riqueza mal habida”.

La intervención derivó (como era previsible) en la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. Pérez Cañedo cuestionó a Obrador si siendo jefe de Estado, utilizará vuelos comerciales: “Imagínate que tienes reunión en la Organización de las Naciones Unidas y que no llegas al encuentro...”

“Pues ya no llegué”, respondió el tabasqueño. Obrador argumentó que él no está dispuesto a usar el avión. “El costo del avión fue de 7mil 500 millones de pesos, yo no voy a ofender al pueblo de México. Ampliar el hangar costó mil millones de pesos. No hubo licitación, fue asignación directa”, agregó.  Sobre la incertidumbre que los inversores del Nuevo Aeropuerto de la CDMX, Obrador afirma que no hay nada que temer: “Van a tener garantizados sus bonos, no van a padecer porque siempre va a existir el aval del gobierno federal. No por mantener la certidumbre en lo financiero vamos a convertirnos en cómplices de la corrupción”.

“Si ustedes fueran a Texcoco podrían constatar que hay hundimientos en la carretera, han devastado los cerros aledaños intentando llenar las pistas”, dijo.

En cuanto a su postura en torno al tema del Tratado de Libre Comercio, López Obrador expuso que su equipo se encuentra a favor de continuar, pero que desean que sean revisados los acuerdos sin que ello implique la cancelación del tratado comercial.

Imprimir