La Esquina

A la mala fe de Donald Trump contra México, expresada no sólo en palabras necias, sino en acciones provocadoras, es necesario oponer una resistencia razonable, pero activa. La gente pensante de Estados Unidos sabe que es necesaria una relación bilateral sana con quienes son vecinos, socios y aliados. Es hora de que lo sepan todos.

 

Imprimir

Comentarios