Mundo

Trump cree que sí puede despedir a Mueller por atreverse a investigar a su abogado

El fiscal de la trama rusa Robert Mueller.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “realmente” cree que tiene poder para despedir al fiscal especial, Robert Mueller, encargado de investigar los supuestos lazos entre su campaña electoral y el Kremlin para influir en los comicios de 2016.

Preguntada la portavoz Sarah Huckabee Sanders, sobre si Trump cree que tiene competenciasw para despedir a Mueller, la vocera contestó: “Realmente cree que tiene el poder para hacerlo”.
La declaración de Sanders llega horas después de que el presidente Donald Trump escribiera enfurecido que la orden de Mueller de allanar la oficina y la vivienda del abogado del presidente, Michael Cohen, ocurrida el lunes, es “un ataque contra Estados Unidos”.

No puede hacerlo. Expertos legales afirman, no obstante, que si Trump quiere despedir al fiscal especial debe contar con el visto bueno del “número dos” del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, quien nombró a Mueller y supervisa su investigación sobre la llamada trama rusa.

Sanders dijo al respecto que la Casa Blanca no está de acuerdo con la idea de que sólo Rosenstein tiene el poder de destituir a Mueller y se basa en que el círculo del presidente “ha recibido consejo de personal del Departamento de Justicia”.

Rosenstein se encarga de supervisar al fiscal especial porque el fiscal general, Jeff Sessions, se inhibió de la investigación rusa en marzo de 2017 después de que saliera a la luz que había ocultado al Congreso unas reuniones con el entonces embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak.

Entonces, Rosenstein nombró a Mueller como fiscal especial y le encomendó la misión de investigar los supuestos lazos entre miembros de la campaña de Trump y el Kremlin.

Como resultado de su investigación, Mueller descubrió información comprometedora sobre Michael Cohen, el abogado personal de Trump, y la compartió con la Fiscalía del distrito este de Nueva York, que el lunes ordenó el registro de las oficinas de Cohen y de su habitación de hotel para confiscar documentos.

Ese incidente ha enojado a Trump, que ahora está valorando la idea de despedir, además de a Mueller, a Rosenstein, puesto que él dio la aprobación final para los registros.

Imprimir