Deportes

Chivas-Toronto, la final de Concachampions

Las Chivas del Guadalajara se aferraron a la mínima ventaja lograda en el partido de ida, y tras 90 minutos de sufrimiento en los que su portero Rodolfo Cota fue el héroe del juego, sacaron el empate sin goles en casa de los Red Bulls de Nueva York y con ello se convirtieron en el primer equipo finalista de la Concachampions.

Un primer tiempo angustiante fue el que tuvieron las Chivas ante Nueva York, que se lanzó con todo desde el arranque en busca del gol que igualara el marcador global, pero Guadalajara aguantó 45 minutos de intenso asedio del equipo estadunidense que superó claramente al cuadro mexicano, principalmente en balones aéreos.

En los primeros 15 minutos los Red Bulls consiguieron 5 tiros de esquina que pusieron en verdaderos aprietos a la zaga rojiblanca, donde el portero Rodolfo Cota se tuvo que multiplicar  para salvar al Rebaño Sagrado, ya que sus saques de banda también eran servicios al área tapatía que complicaban por la estatura de los locales.

Al 18 un desborde por derecha de Daniel Royer que mandó tiro centro, el cual no alcanzó a conectar Kemar Lawrence, cuando ya el público coreaba el gol y Chivas no sabía cómo frenar los embates neoyorquinos que bombardeaban desde todos los ángulos la portería rojiblanca.

Hasta el segundo tiempo, Guadalajara equilibró las acciones y llegó por primera vez al arco enemigo tras una buena triangulación por izquierda que culminó Edwin Hernández con disparo que se fue por un lado, en los momentos en que los tapatíos empezaron a tocar y tener la posesión del balón por algunos momentos que bajaron el ritmo de juego.

Pero el haber adelantado líneas dejó mayores espacios a los neoyorquinos que siguieron siendo peligrosos en el contragolpe, pero ya sin el dominio y la presión ejercida en la parte inicial, Guadalajara aguantó los minutos finales la mínima ventaja y con ello se convirtió en el primer finalista del torneo que otorga al ganador su asistencia al Mundial de Clubes.

Imprimir