Mark Zuckerberg

El joven CEO de Facebook pasó cinco hora de tragos amargos al presentarse al Congreso de los Estados Unidos para un primer interrogatorio, por parte de los legisladores estadunidenses, sobre el escándalo de Cambridge Analytica  y su uso público de conversaciones privadas en plena campaña electoral a favor del entonces candidato Republicano Donald Trump. Al final reconoció su culpa y ofreció enmendar el grave error y colaborar con las autoridades en el caso del espionaje ruso.

 

Imprimir

Comentarios