La insólita revisión México-EU

Rafael Cardona

Hace muchos años, cuando ya corrían las aguas del movimiento estudiantil, cuyo medio siglo se conmemorará este año, —cuando en México ya haya un presidente electo y Enrique Peña Nieto prepare el equipaje para salir de Los Pinos— un agente de la CIA, traidor y repugnante como suelen serlo todos los Judas, escribió un libro llamado Dentro de la compañía.

Compendio fantasioso lleno de medias verdades y mentiras enteras, decía cómo la agencia y en concreto el embajador Fulton Freeman habían incitado la rebelión juvenil.

Años después se conoció un memorándum, de los habituales en el servicio diplomático, en el cual Freeman le informa a su Gobierno lo siguiente:

“…La embajada ha reevaluado la situación estudiantil y olímpica a la luz de los disturbios del 2 de octubre y concluye lo siguiente:

La situación es a todas luces más seria que antes en lo relativo al malestar estudiantil. Hay civiles y soldados muertos. Cifras incompletas con posibilidad de llegar a cien muertos. El general José Hernández Toledo, jefe del batallón de paracaidistas, herido de gravedad, quizás no sobreviva… “

Después de un largo relato, Freeman concluye:

“… En suma, la embajada reconfirma su conclusión previa del telegrama 7239 en el sentido de que ‘La embajada no cree que vaya a ocurrir una perturbación importante de los Juegos, ni que los visitantes a los Juegos vayan a estar en peligro o perturbados por la agitación estudiantil’. La posibilidad de hechos aislados de violencia, desde luego, no puede ser descartada”.

Ese tono y esa ligereza en la información, no suenan como la obra de quien ha orquestado una movilización social de esas dimensiones. Todo está basado en reportes y recortes de prensa.

Sin embargo, en aquellos años Julio Scherer me envió a entrevistar a Freeman. Lo encontré en su centro de estudios sociales e históricos de Monterey, California y después de una larga charla (en la cual negó su participación como operador de la CIA ) sólo me quedó para los años siguientes una frase aislada:

“…México vive con la puerta abierta. Los Estados Unidos tienen oficinas de todo tipo en las cuales se disfrazan muchos intereses. Desde la educación, la agricultura o todas las formas posibles de cooperación, que deberían ser revisadas por ustedes, que se han vuelto vulnerables…”

Por eso, tan importante o superior al discurso de la frustración con el cual Peña le respondió a Trump por sus interminables agresiones majaderas contra México, de las cuales la Guardia Nacional en la frontera es apenas una más, es la orden Ejecutiva de revisar en cada dependencia cuál es el enclave en ella del Gobierno de los Estados Unidos a través de los interminables e innumerables acuerdos con ese país.

El segundo párrafo de este anuncio puede ser un hito en las relaciones México-Estados Unidos. Si las cosas se revisan para dejarlas como están, será una imperdonable e inútil pérdida de tiempo.

Pero si a la revisión sobreviene la cancelación de programas o el realineamiento de acuerdos, ahora cuando se nos amaga con cancelar el Tratado de Libre Comercio, el más importante de todos los arreglos entre ambos países (haciendo de lado la trilateralidad con Canadá), entonces el Presidente habrá dado un gran paso a favor de la soberanía, a menudo limitada por acuerdos de diferente orden, merced a los cuales los gringos hacen en México cuanto su gana les da, como por ejemplo viajar sin pasaporte, sin visa, sin supervisión.

Y los agentes de todas sus oficinas, lo mismo, desde los desconfiables operadores de la DEA, hasta los siempre metiches espías de la CIA:

Como decía Manuel Buendía, lo único que les pedimos a los agentes de la CIA es que se vayan de México.

Éste es el escueto comunicado.

“La noche de ayer, el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con miembros de su gabinete con el propósito de conocer el avance de los compromisos que cada Dependencia tiene bajo su encargo y evaluar la prospectiva de su conclusión al 30 de noviembre de este año.

“Asimismo, instruyó para que cada Dependencia de la Administración Pública Federal practique, junto con la Cancillería, una evaluación de los mecanismos de cooperación que cada entidad tenga vigentes con el Gobierno Federal de los Estados Unidos de América”.

Nada más eso: una evaluación de los mecanismos de cooperación que cada entidad tenga vigentes con el Gobierno Federal de los Estados Unidos de América.

Quienes dijeron tras el mensaje a Trump, hacen falta los hechos, ahí tienen el anuncio de algunos en preparación. A ver hasta dónde.

CORRAL. No fue lejos por la respuesta Javier Corral, gobernador de Chihuahua, el secretario de Gobernación le dijo cuán grande es su ignorancia en cuanto a la separación de los poderes en este país. Así se publicó:

A través de un comunicado emitido por la Secretaría de Gobernación, la dependencia encabezada por Alfonso Navarrete Prida, estableció que “es falso que exista subordinación del Poder Judicial Federal al Poder Ejecutivo Federal, como sí ocurrió en el caso de Chihuahua con la destitución del Presidente del Tribunal de Justicia y del Fiscal General del Estado, violentando la Constitución de la entidad, como lo acreditó la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación del pasado 3 de abril de 2018, dictada en ese asunto”.

INE. El INE se parece a quien sustenta la honestidad en nada más “robar poquito” o guardar la virtud cuando se conoce “nomás la puntita”. Si cerró los ojos ante los miles falsos apoyos de Margarita Zavala de Calderón, ahora lo hace con la plenitud de las evidencias del tramposo Bronco de Nuevo León. Y luego vendrá El Jaguar. Marichuy no hizo trampas, pero es la única sin posibilidad alguna. ¿Moraleja?

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

 

Imprimir

Comentarios