El campo mexicano en las elecciones - Luis David Fernández Araya | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 11 de Abril, 2018
El campo mexicano en las elecciones | La Crónica de Hoy

El campo mexicano en las elecciones

Luis David Fernández Araya

¿Quién hará la hombrada de rescatar –en serio- el campo mexicano? ¿Quién está incluyendo, más allá de los temas de coyuntura, al campo mexicano como una prioridad en su plataforma electoral? El rescate del tan olvidado campo en México debería ser por cuestiones más allá del romanticismo, por estrategia, seguridad y soberanía alimentaria.

En esta lista de ocurrencias venidas a propuestas electorales hay quien pretende regresar al modelo económico conocido como “desarrollo estabilizador”, que como sabemos predominó desde 1950 a 1970,  y donde uno de los sectores más castigados fue el agropecuario, presentando una tasa de crecimiento de 3.3 por ciento, la mitad del crecimiento de la economía (el promedio del periodo fue del 6.2 por ciento), hasta terminar en una crisis en el periodo de Luis Echeverría Álvarez.

Sin embargo, en este periodo y el crecimiento con estabilidad que se tuvo correspondió a factores internos y externos como fue el tipo de cambio fijo, incluyendo una visión de proteccionismo económico que es a todas luces, hoy, contraria a la idea predominante de globalización económica en el mundo.

Este falso debate que se generó acerca del regreso al “desarrollo estabilizador” no solo es ciego al no reconocer que hoy las condiciones son distintas, sino que no toma en cuenta conclusiones relevantes como las que hace la OCDE sobre los modelos de crecimiento económico actuales, donde “primero creces y luego distribuyes, primero creces y  luego te preocupas por el medio ambiente…”, termina siendo lo mismo al pensar que los más importante es el crecimiento en sí mismo, dejando de lado sectores como el campo, campo mexicano, por cierto sujeto a la temporalidad, con un impresionante atraso tecnológico, donde del total de municipios en el país sólo el 30 por ciento tiene algún grado de tecnologías, con escasos créditos para los pequeños campesinos y sin seguridad social.

Por ello el regreso al modelo prevaleciente en esos años en México no puede ser la respuesta que acompañe al campo mexicano, acompañado además de otras medidas de suyo populistas como los altos subsidios y becas con un alto cargo al erario público sin explicar de dónde vendrá el recurso.

twitter: @luisdavfer

Imprimir

Comentarios