Cultura

Exhibe Museo de Bellas Artes de Valencia cuadro inédito de Murillo

El cuadro Religiosa en contemplación.

El Museo de Bellas Artes de Valencia (este de España) presentó ayer un cuadro inédito de Bartolomé Esteban Murillo titulado  Religiosa en contemplación, que la colección Delgado ha cedido por cinco años a la pinacoteca valenciana, que se suma así a la conmemoración del 400 aniversario del nacimiento del pintor.

Religiosa en contemplación, cuyo soporte es una gruesa lámina de cobre que los expertos datan en la segunda mitad del siglo XVII, es la sexta obra de Murillo con la que cuenta este museo valenciano, entre las que también se encuentran San Agustín lavando los pies a Cristo, San Francisco de Asís o San Antonio de Padua.

Ignacio Cano, conservador del Museo de Bellas Artes de Sevilla, destacó que, pese a que la obra tiene “características que se apartan del estilo” de Murillo, sus recursos expresivos comparten con la obra del maestro sevillano la intención de transmitir emotividad y “apelar al sentimiento del espectador”.

Por su parte, Rafael Romero, restaurador de la obra, definió la pintura como “singular” y se refirió a ella como el “ejemplo de un pintor excepcional que nos dice que no tenemos que generalizar sobre sus obras”.

En cuanto al personaje que retrata, no se conoce con certeza su identidad, si bien la individualidad y la fuerza expresiva del rostro pueden llevar a pensar que se trate de una monja venerada por su vida de santidad. También se ha valorado la posibilidad de que fuera la séptima hija del pintor sevillano, Francisca Murillo y Cabrera, que ingresó en un convento.

Sin embargo, el conservador del Museo de Bellas Artes de Sevilla, Ignacio Cano, dijo que esta hija de Murillo ingresó como novicia dominica y la monja representada en Religiosa en contemplación “va vestida de cualquier orden menos de dominica”.

Añadió que tras el análisis de esta obra “quedan muchas incógnitas por desvelar, como la identidad de esta mujer” pero lo que sí ha evidenciado es que se trata de una monja en actitud contemplativa, que refleja “la ausencia de lo terrenal y la unión a lo espiritual”.

Imprimir