Esparza

Martín Esparza es la antítesis de nuestro Arriba de hoy. Nada de un pensamiento moderno, capaz de entender que los tiempos cambian y esto es parte de la historia de cualquier pueblo y de cualquier país. Esparza nos enseña el camino del “nunca dejará” de pasar. La afrenta (si la hubo) contra el viejo corporativismo debe permanecer por siempre, desquiciar vialidades como ayer lo hizo en la Ciudad de México y mantener (off course) a su líder universal y perpetuo. Hay Esparza para rato... y lo lamentamos.

Imprimir

Comentarios