Negocios

Banxico mantiene en 7.50% su tasa de interés

Por unanimidad, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió mantener sin cambio el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 7.50 por ciento, ante la disminución que ha registrado la inflación en el primer trimestre del año.

Luego de la evolución reciente de la inflación y tras dos alzas previas, el banco central decidió mantener sin cambio la tasa de referencia, en línea con el consenso del mercado, y a diferencia de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que el 21 de marzo pasado elevó en 25 puntos base su tasa de fondos federales.

En su segundo anuncio de política monetaria del año, destacó que tras haber cerrado 2017 en un nivel de 6.77 por ciento, la inflación general anual continuó a la baja, al pasar de 5.55 por ciento, en enero, a 5.04 por ciento en marzo.

El Banxico señaló que la postura de política monetaria actual es congruente con el anclaje de las expectativas de inflación, así como con una tendencia descendente de la inflación general anual hacia su meta, de 3.0 por ciento.

Refirió que las expectativas de inflación general para el cierre de 2018 se mantuvieron prácticamente sin cambios, a la vez que las de mediano y largo plazos permanecieron alrededor de 3.50 por ciento.

Apuntó que el balance de riesgos para la inflación mantiene un sesgo al alza en un entorno con un alto grado de incertidumbre, por factores como una depreciación de la moneda mexicana ante una evolución desfavorable del proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), si bien su probabilidad se ha reducido recientemente.

Hacia adelante, señaló el banco central, su Junta de Gobierno mantendrá una postura monetaria prudente y continuará dando un seguimiento especial al traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, a la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y a la evolución de las condiciones de holgura en la economía.

Ante la presencia de factores que, por su naturaleza, impliquen un riesgo para la inflación y sus expectativas, de ser necesario la política monetaria actuará de manera oportuna y firme para fortalecer el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazos y lograr la convergencia de ésta a su objetivo de 3.0 por ciento, precisó.

Por otra parte, señaló que la información disponible sugiere que en los primeros meses de 2018 la actividad económica en México continuó incrementándose, impulsada especialmente por el sector de servicios y cierta recuperación de la actividad industrial, mientras las exportaciones siguieron presentando una trayectoria positiva.

En cuanto a la demanda interna, el consumo privado continuó expandiéndose, si bien a un menor ritmo, en tanto que hacia finales de 2017 y principios de 2018 se presentó un aumento en la inversión, expuso el Banxico.

Resaltó que la economía mexicana está en mejor posición para enfrentar posibles escenarios adversos, ante las acciones de política monetaria que se han venido implementando, el cumplimiento de las metas fiscales en 2017 y la resiliencia que ha mantenido el sistema financiero.

Hacia adelante, acotó, se prevé que la economía seguirá enfrentando un panorama complejo, lo que hace particularmente relevante que, además de seguir una política monetaria prudente y firme, se impulse la adopción de medidas que propicien una mayor productividad, y que las autoridades correspondientes consoliden sosteniblemente las finanzas públicas.

ijsm

Imprimir