Mundo

La OPAQ apoya teoría británica en envenenamiento de exespía

La agencia de la ONU confirma que el veneno utilizado en el ataque a Sergéi Skripal y su hija es de fabricación rusa

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), confirmó ayer que el agente nervioso utilizado en el envenenamiento del exespía Sergéi Skripal y su hija Yulia es, efectivamente, Novichok, de fabricación rusa, tal como lo identificó el Reino Unido.

La OPAQ emitió una declaración en la que se asegura que las muestras recolectadas por su equipo “confirman los hallazgos de Reino Unido relacionados con la identidad del químico tóxico que se usó en Salisbury”. Al identificar la sustancia como Novichok, Reino Unido dijo que se desarrolló en la antigua Unión Soviética.

La primera ministra, Theresa May, aseveró que la única explicación plausible es que Rusia esa responsable del ataque, algo que Moscú rechaza.

Sergei Skripal continúa hospitalizado —aunque fuera de peligro— mientras que su hija Yulia fue dada de alta esta semana.

RESPUESTA. Según el Reino Unido, Yulia se encuentra en un alojamiento “seguro”, que le ha proporcionado el gobierno británico, de cuya ubicación no han trascendido detalles.

Al respecto, el gobierno ruso advirtió ayer que “no creerá” las conclusiones de la investigación de la OPAQ sobre el agente neurotóxico usado para envenenar al exagente Skripal si no tiene acceso a sus análisis, dijo la portavoz de la diplomacia de Moscú, María Zajárova, en rueda de prensa.

 

Imprimir