Ganarle a AMLO gota a gota - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 12 de Abril, 2018
Ganarle a AMLO gota a gota | La Crónica de Hoy

Ganarle a AMLO gota a gota

Juan Manuel Asai

López Obrador no logró convencer al sector empresarial de que su eventual triunfo en la elección presidencial no pone en riesgo sus negocios. Tampoco consiguió convencer a los políticos de que no ejercerá la venganza una vez que se siente en la Silla del Águila. Mucho menos pudo desvanecer las dudas entre un sector de la intelectualidad de que el populismo es lo que más nos conviene. De modo que hay una pregunta que se replica por todas partes:

¿Todavía es posible ganarle a López Obrador la elección presidencial del 2018?

Es la pregunta en torno a la cual gira la actual campaña electoral. La pregunta justifica que candidatos y partidos sigan trabajando y gastando a todo vapor. La ventaja del Peje en las encuestas es de 10 puntos en promedio, según vimos al inicio de semana, y queda poco tiempo por delante. De modo que los grupos que suponen que todavía pueden ganarle tienen que actuar rápido y de manera eficaz.

El objetivo sería que el candidato que vaya en segundo lugar unos días en la segunda quincena de junio esté a tiro de piedra. Esto supone un operativo informal de voto útil. Se ha hecho antes, justo cuando en el 2006 Felipe Calderón, que era candidato del PAN, y que estaba lejos en las encuestas, pero no tanto como Roberto Madrazo, alcanzó y rebasó a AMLO por un puñado votos. Algunos dicen que a la mala. En ese entonces, la maestra Elba Esther Gordillo ideó una estrategia de voto útil con los gobernadores priistas que fue determinante. Hoy ese mismo personaje, Gordillo, está en el bando de Andrés Manuel. Así es la política mexicana y nadie se sonroja.

Escucho por ahí otros ejemplos. En la campaña del año 2000, a estas alturas el candidato del PRI, Francisco Labastida, llevaba una ventaja amplia sobre Vicente Fox, que unas semanas después se alzó con una victoria indiscutible e histórica, aunque con el paso de los años ese mismo personaje, Fox, no ha estado a la altura de su propia hazaña. También hay quien trae a la mesa el ejemplo de Hillary Clinton, que parecía cabalgar en caballo de hacienda rumbo a la Casa Blanca. Nadie, a dos meses de esa elección, hubiera apostado un cacahuate a favor de Donald Trump y ya ven.

No es posible ganarle a López Obrador de un tirón. Hay que intentar hacerlo gota a gota. Aquí se inscribe el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de subir a la boleta electoral 2018 a El Bronco, a pesar de que hacerlo significa llegar al borde del rompimiento con el INE. Es del conocimiento público que consejeros y magistrados están sintonizados en frecuencias diferentes.

El otro día uno de los capitanes de la industria en Nuevo León dijo que El Bronco podría quitarle dos, tal vez tres, puntos a AMLO. Yo no conozco a nadie cuya primera opción sea López Obrador que tenga como Plan B al Bronco. Pero fui corregido. En el altiplano no las hay, pero en varios estados del norte del país, como Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas miles de ciudadanos sí podrían votar por El Bronco y no por López Obrador. Tal vez, pero para lograrlo debe tener mucho más visibilidad en los medios. No es que El Bronco tenga una filosofía política para guiarnos en el mundo complejo y oscuro en el que vivimos. Nada de eso, pero sí es ingenioso, puntilloso, bueno para rematar balones de bote pronto y quitarle un par de puntos a la ventaja de Obrador.


jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios