Combate a la delincuencia uniformada, bandera de candidatos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 12 de Abril, 2018

Combate a la delincuencia uniformada, bandera de candidatos

Otra de las prioridades de la próxima administración debe ser la depuración de los cuerpos policiales, coinciden morenistas, zavalistas y anayistas. María Benítez defendió, a nombre de la coalición Todos por México (Meade), los logros de los últimos 15 años

Combate a la delincuencia uniformada, bandera de candidatos | La Crónica de Hoy

Alfonso Durazo, representante de AMLO en el foro Desafíos de la Nación, incluyó entre las prioridades de la próxima administración la depuración de los cuerpos policiales y el combate a “la delincuencia uniformada”; en el primer punto, la representación zavalista y anayista coincidieron. Por su parte, la legisladora María Benítez defendió, a nombre de la coalición Todos por México (Meade) los logros de los últimos 15 años.

Pedro Peñaloza, criminólogo invitado como comentarista al encuentro, se reservó para el final su comentario y fue en el sentido de que, más allá de los aciertos o errores de los expositores, lo que aseveraban no era lo que aparecía en las plataformas electorales de los candidatos.

La diputada María Benítez (representante de Meade) expuso que los logros realizados en materia de seguridad, durante los últimos quince años, no deben de soslayarse. De llegar Meade a la Presidencia, una de las políticas que serían implementadas es la focalización de los esfuerzos en el ámbito local: “Nueve de cada diez delitos se cometen desde abajo”. Dichos esfuerzos se concentrarían en la profesionalización policial.

En materia de seguridad fronteriza, se trabajaría en “una política que detenga de una vez por todas el flujo de drogas, el tráfico de armas y el lavado de dinero”.

Así mismo se pronunció por impulsar la homologación de leyes y estrategias en delitos de alto impacto como es el caso de la extorsión y “quitar el dinero a los criminales y a los servidores públicos corruptos”.

En su turno, Alfonso Durazo, responsable del tema en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, expuso que su proyecto de seguridad, a diferencia de las propuestas de otras coaliciones “no consiste en acciones de corto plazo y mayor visibilidad pública”.

Durazo enlistó los puntos de su estrategia: Correlacionar las políticas de seguridad social con las de desarrollo social, poner en orden el gobierno y las áreas de seguridad con el fin de depurar las instituciones, combatiendo a la “delincuencia uniformada”, así como impulsar la profesionalización de los efectivos. El Poder Ejecutivo asumiría también tareas de seguridad pública en un trabajo conjunto con las corporaciones encargadas de proporcionar seguridad.

En materia de narcotráfico, la drogadicción será atendida como un problema de salud pública y no de seguridad pública. Al crimen se le combatirá como sistema económico, desde la inteligencia financiera, y los recursos incautados serán invertidos en prevención del delito, aseguró.

En penales, el obradorismo se pronunció por eliminar el autogobierno, y cumplir en materia de derechos humanos, proponiéndose actuar inicialmente en 30 penales que ya han sido identificados con las problemáticas más graves.

A nombre de la candidata independiente, Gerardo Bonilla expuso que una de las tareas que se ha propuesto el zavalismo es la duplicación del número de elementos policiales a nivel nacional durante su gestión, para que llegado este punto, Marina y Ejército se encuartelen.

Imprimir