Fallece Joy Laville, “un portento de mujer por su belleza y vitalidad” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 13 de Abril, 2018

Fallece Joy Laville, “un portento de mujer por su belleza y vitalidad”

La artista plástica murió ayer a los 94 años de edad w Fue galardonada con el Premio Nacional de Ciencias y Artes. Su obra trasmite la armonía con la naturaleza

Fallece Joy Laville, “un portento  de mujer por su belleza y vitalidad” | La Crónica de Hoy

La pintora Joy Laville (1923-2018), cuya obra transmitía armonía con la naturaleza y  gusto por la vida,  falleció ayer a la edad de 94 años. “Fue un portento de mujer por su belleza, vitalidad y atención que le dio a todo lo que le rodeaba”, dice el literario Christopher Domínguez.

Nacida en la Isla de Wight, Inglaterra, el 8 de septiembre de 1923, llegó a México en 1956 y obtuvo la ciudadanía en 1986.  Su corpus plástico y trayectoria son reconocidos internacionalmente. Por este aporte estético, fue galardonada en 2012 con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el área de Bellas Artes, y la Medalla Bellas Artes. Su producción artística recorre la pintura y escultura de bronce, además de otras técnicas como la serigrafía, el grabado al agua fuerte, el óleo, el acrílico y la litografía.

La secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, escribió en su cuenta de Twitter: “Lamento profundamente la pérdida de Joy Laville, artista plástica extraordinaria que adoptó a México como su segunda patria. Nos legó una obra llena de color, sutil y sugestiva que tuvo su origen en los mares ingleses y su destino en la cultura mexicana. Mi pésame a sus deudos”.

En su juventud vivió el estallido de la Segunda Guerra Mundial, y a los 21 años contrajo matrimonio. Dos años después se fue a vivir a Canadá, donde radicó de 1946 a 1956, donde nació su hijo Trevor, conoció la obra de Diego Rivera y otras formas del arte mexicano que le causaron gran admiración.

Desde 1956 se estableció en México, país al que llegó a la edad de 33 años. Por 10 años vivió en San Miguel de Allende, Guanajuato, lugar, en donde conoció al escritor Jorge Ibargüengoitia, con quien se casó en segundas nupcias en 1973 y vivió a su lado hasta el fallecimiento del guanajuatense, por un accidente de avión, en 1983, en España.

Los lectores de Ibargüengoitia pueden disfrutar su trabajo literario junto con el trabajo plástico de Joy Laville, quien ilustró las portadas de algunos de sus libros. En ellas se podían ver escenas donde mujeres lilas o azules aparecen tendidas en divanes o sentadas a la orilla del mar, tal vez solas o charlando, con alguna planta exuberante dejada por ahí y las montañas o el mar de fondo.

Joy Laville fue un portento de mujer por su belleza, vitalidad y atención que le dio a todo lo que le rodeaba. Así la recordará el crítico literario Christopher Domínguez.

“No fui, a diferencia de muchos amigos míos, muy cercano a ella. Sin embargo, dado que escribí mucho sobre Jorge Ibargüengoitia, siempre tuve en ella una lectora muy generosa”, dijo el autor de La utopía de la hostilidad.

Qué quiere decir esto, añadió, “que cada que escribí a sobre Ibargüengoitia ella me llamaba, me daba su opinión, me corregía, dos o tres veces me regañó por decir cosas con las que no estaba de acuerdo. Eso se agradece mucho, no sólo por la generosidad de llamar a un crítico, si no por el cariño que ella tenía no sólo en la obra de Ibargüengoitia, sino el cariño que ella tenía por quienes la comentábamos y de alguna manera, modestamente, la manteníamos viva”.

Christopher Domínguez señaló que a diferencia de otras viudas y viudos, ella no se quedó en administradora de la obra de su esposo, sino que desarrolló una labor admirable y bellísima como pintora hasta una edad muy avanzada. 

“La vi por última vez hace cuatro años en la casa de Enrique Krauze era un portento de señora por su belleza, vitalidad y atención a todo lo que le rodeaba. Creo que los muchos años que vivió fueron vividos a profundidad y qué más quisiera yo, no sólo para mí sino para las personas que quiero, una vida tan larga y feliz, hora tras hora que fue lo que me transmitió Joy Laville”, expresó el miembro del consejo editorial de Letras Llibres

EXPOSICIONES. La pintora y escultora exhibió su obra en salas y museos de Europa y Estados Unidos. La galería mexicana Louis C. Morton y la casa londinense Christie´s han subastado sus óleos.

El proceso de trabajo de la Creadora Emérita del Fonca desde 2012, era largo; lo hacía con gusto y disciplina. Sus paisajes, figuras e interiores provenían de la realidad y se apropiaba de ellas sumiéndolas en un clima onírico.

Joy Laville reconoció como primera influencia la de James Pinto, pero la más importante fue la de Roger von Gunten, aunque consideraba que ya sus obras tenían más de ella misma.

Desde 1966 expuso individualmente, a nivel nacional, en Guanajuato, Monterrey, Guadalajara, Villahermosa, Aguascalientes, Chihuahua, San Miguel Allende, Cuernavaca y la Ciudad de México. Internacionalmente, en Nueva York, Nueva Orleans, Dallas, Washington, Toronto, París, Londres y Barcelona.

Su obra se encuentra en diversas colecciones como el Museo de Dallas, el National Museum of Women in the Arts (Washington, DC), el Banco Nacional de México, la Esso Oil of Canada y el Museo de Arte Moderno.

Imprimir