La Esquina

A falta de argumentos y —todo lo indica— de firmas válidas suficientes para respaldar su candidatura, Armando Ríos Piter en la práctica ha tirado la toalla en sus aspiraciones presidenciales. Pudo haberlo hecho con donaire, pero prefiere manchar esa toalla con acusaciones al árbitro. Penoso final de carrera por partida doble.

Imprimir

Comentarios