Mundo

Londres justifica el ataque como necesario, proporcional y legal; Moscú fue avisado: Francia

Manifestantes turcos gritan consignas durante una protesta en Estambul, contra la ofensiva lanzada contra Siria y encabezada por Estados Unidos.

La primera ministra británica, Theresa May, publicó ayer un documento en el que justifica el ataque a Siria y asegura que se “cumplió con tres condiciones en virtud de la legislación internacional”.

Según la premier, el primer objetivo que se cumplió es “que hubo evidencias convincentes de la existencia de angustia humanitaria extrema que requiera alivio inmediato y urgente”; segundo, que quedó “objetivamente claro que no hubo alternativa al uso de la fuerza si se van a salvar vidas” y tercero que “el propuesto empleo de la fuerza fue necesario y proporcional con el objetivo de ayudar a aliviar el sufrimiento humano”.

Por otra parte, desde París, la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, informó que la operación militar conjunta contra Siria alcanzó tres objetivos claves (laboratorios de armas químicas), y destacó que Rusia fue informada antes del inicio de la ofensiva, lo que permitió que sus contingentes militares abandonaran la zona del ataque.

En tanto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg al término de la reunión del Consejo del Atlántico Norte en Bruselas, advirtió ayer que “no podemos garantizar que no vaya a haber más bombardeos mientras haya gobiernos dispuestos a usar armas químicas”, y aseguró que la alianza atlántica cierra filas en torno a Francia, EU y Reino Unido y confirma su apoyo a los ataques coordinados contra Siria.

Imprimir