Mundo

Trump: “¡Misión Cumplida!”; tres objetivos, 110 misiles y sin muertos

Donald Trump alardea acerca de la ofensiva aliada contra Siria, mientras que el Pentágono confirmó que tres centros con armas químicas fueron destruidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió ayer en su cuenta de Twitter el ataque aéreo lanzado durante la madrugada del sábado junto a sus aliados, Reino Unido y Francia, contra tres objetivos (laboratorios de armas químicas) en Siria, como “perfectamente ejecutado”, destacaron medios locales.

“Un ataque perfectamente ejecutado en la noche pasada. Gracias a Francia y Reino Unido por su sabiduría y la potencia de sus fuerzas (militares). No podría haber tenido un mejor resultado. Misión Cumplida!”, dijo Trump en su cuenta de Twitter al destacar que con 110 misiles durante 90 minutos se logró el objetivo y sin causar muertos.

Las sospechas de un ataque químico, todavía sin verificar, contra la ciudad siria de Duma el pasado fin de semana desencadenó una ofensiva de los tres países aliados contra posiciones gubernamentales sirias.

Al igual que el año pasado en su bombardeo contra la base siria de Al Shayrat, Washington no ha esperado los resultados de una investigación internacional sobre el presunto uso de armas químicas en Duma para lanzar un ataque de castigo contra el Gobierno de Damasco, al que acusa de estar detrás él.

BLANCOS. De hecho, el equipo de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) aseguró que continuará su despliegue en Duma, donde inició su misión tras viajar a Siria el pasado jueves.

Por otra parte, el Departamento de Defensa de EU aseguró que durante el ataque contra Siria alcanzaron todos sus objetivos “con éxito” y destacó que “ninguna” de las naves o misiles de la coalición formada por EU, Francia y Reino Unido fue interceptado por las Fuerzas de Bachar Al Asad.

REPRESALIA. “Esta operación fue cuidadosamente orquestada para evitar bajas civiles. Alcanzamos con éxito cada objetivo”, declaró la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, durante una rueda de prensa celebrada en la sede del Pentágono.

Según White, a diferencia del ataque ejecutado en abril del 2017 contra Al Asad, cuando Estados Unidos atacó la base aérea siria de Shayrat (Homs) en represalia al bombardeo químico en el pueblo rebelde de Jan Sheijun, en esta ocasión el objetivo del ataque fue “neutralizar las instalaciones de investigación y desarrollo” de este tipo de armas.

Durante la operación contra Siria, que se registró cerca de las 03:35 horas locales del sábado, tres instalaciones fueron destruidas, según imágenes mostradas por el Pentágono: el centro de investigación y desarrollo de Barzah y dos objetivos en el centro de Him Shinshar, un búnker y un almacén.

INFRAESTRUCTURA. “La operación cercena la capacidad (de Siria) de desarrollar, desplegar y usar armas químicas en el futuro”, aseveró el director del Estado Mayor Conjunto de EU, el teniente general Kenneth McKenzie, quien, sin embargo, no descartó que aún existan “partes residuales” del programa químico del régimen de Al Asad.

“Obviamente la infraestructura química es mayor que lo que hemos destruido”, concedió McKenzie, quien en todo caso describió la ofensiva como “precisa, sobrecogedora y efectiva”.

En total se emplearon más de cien misiles que fueron lanzados tanto por diversos buques de guerra de la coalición desplegados en el mar Mediterráneo como desde aviones caza.

Imprimir