Academia

Miles de personas se manifiestan en el mundo por mejores políticas para la investigación

Miles de personas en 250 sitios en el mundo participaron ayer en la segunda Marcha por la Ciencia, en la cual demandaron más presupuesto. En Washington, los cientos de manifestantes pidieron a los políticos de todo el mundo que elaboren políticas con base en las investigaciones empíricas demostradas.

En un ambiente festivo, decenas de investigadores y cientos de simpatizantes se dieron cita en la explanada del emblemático National Mall armados apenas con pancartas y con un mensaje claro: es necesario defender a la Ciencia.

Durante toda la mañana, diversas ponencias y mesas redondas hicieron las delicias de los de presentes, que portaban pancartas en las que se podían leer mensajes como “La Ciencia le dice la verdad al Poder” o “La Ciencia sirve al sentido común”.

“Buscamos restablecer un balance más equilibrado entre nosotros, como sociedad, y el resto del Planeta. No sólo ahora, sino en generaciones futuras. Por eso es fundamental para nosotros alzar la voz en favor de la Ciencia”, declaró Luis Solórzano, director para el programa del Caribe de la organización The Nature Conservancy.

La Marcha por la Ciencia tiene su origen en abril de 2017, cuando surgió en respuesta a los recortes en materia de ciencia, investigación y protección medioambiental que fueron anunciados por el presidente Donald Trump.

En este sentido, Solórzano no dudó en alabar los mecanismos del Estado que, según dijo, han impedido que, “a pesar de la retórica de ataque a la Ciencia” de la actual administración, las partidas presupuestarias destinadas a la investigación se hayan visto afectadas.

En la India, los científicos salieron a las calles de unas 40 ciudades de esa nación para reclamar políticas basadas en evidencias científicas y más gasto público en investigación, uniéndose a una protesta global que se celebra por segundo año consecutivo en casi 250 lugares del mundo.

“Nuestra principal petición es que se deje de atacar a la ciencia, porque en este momento se están propagando creencias supersticiosas y pedimos al Gobierno que intervenga”, explicó el uno de los organizadores, Soumitro Banerjee, profesor de Física en el Instituto de Educación Científica e Investigación de Calcuta.

Con ese objetivo en mente, miles de miembros de la comunidad científica se manifestaron en unas 40 ciudades del país asiático, como Nueva Delhi (centro), Calcuta (este), Bombay (oeste) o Chennai (sur), explicó Banerjee.

Añadió que otra de sus reivindicaciones principales es que la India aumente el gasto en investigación científica hasta el 3 % del Producto Interior Bruto.

Imprimir