Espectáculos

Los Ángeles Azules fueron dignos representantes mexicanos en Coachella

“De Iztapalapa para el mundo”.

La cumbia popular y festiva triunfó el 13 de abril en el Festival de Coachella, uno de los eventos musicales de la cultura hipster, más importantes del mundo, de la mano de Los Ángeles Azules, el legendario grupo mexicano que, tras brillar en su concierto, dijo a Efe que sus integrantes se encuentran “bendecidos”.

El triunfal concierto de Los Ángeles Azules promete ser una de las grandes historias de este Coachella: la de un grupo mexicano que hace más de treinta años surgió en un barrio humilde de Iztapalapa, en la Ciudad de México, y que este viernes hizo bailar y gritar a hipsters de California y de medio planeta con su cumbia bailonga, sabrosa y callejera.

“De Iztapalapa para el mundo”, gritó la legendaria banda en cuanto pisó el escenario principal del festival, al que acudieron cientos de seguidores, la gran mayoría de ellos latinos, para disfrutar de canciones como “El listón de tu pelo” o “Cómo te voy a olvidar”.

La familia Mejía, que compone Los Ángeles Azules, invitó además a subirse con ellos a sus compatriotas Kinky y Jay de la Cueva para que se unieran a la gran fiesta de la cumbia.

Los mexicanos no fueron el único nombre latino destacado del primer día de este evento, ya que Kali Uchis, cantante que nació en Colombia y que luego se mudó a Estados Unidos, presentó sus credenciales como futura figura del R&B y desveló hoy su disco debut Isolation, que se editó la semana pasada.

Imprimir