Mundo

Macron veía “indispensable” el bombardeo mientras China aprecia “violación”

El presidente francés, Emma­nuel Macron, defendió ayer la legitimidad de los bombardeos sobre instalaciones químicas en Siria y argumentó que la operación era “indispensable para recuperar la credibilidad de la comunidad internacional”.

El mandatario galo aseguró que la ofensiva “fue un éxito desde el plano militar” y negó que el bombardeo implique que Francia “haya declarado la guerra a Siria”.

“Actuamos para que no se viole más el derecho internacional, así como las resoluciones de la ONU”, señaló Macron, quien recordó que en 2013 el Consejo de Seguridad autorizó el uso de la fuerza en caso de uso de armas químicas en Siria.

En cambio, la cancillería china aseguró el sábado que el ataque fue “contrario” a “la Carta de la ONU”, “violó los principios y normas básicas del derecho internacional”; y “añadirá factores nuevos y complicados para la solución de la cuestión siria”.

Imprimir