Mundo

Washington da el OK a Trump, pero le pide más bombardeos en Siria

Legisladores aprueban el ataque del viernes contra instalaciones de Al Asad pero exigen acciones para evitar que se repitan las agresiones químicas a la población

La clase política estadunidense reaccionó ayer al ataque que la noche del viernes lanzó EU junto con Reino Unido y Francia contra Siria. La tónica general fue de aprobación, especialmente entre las filas republicanas, aunque diversos legisladores recriminaron al presidente Donald Trump que el ataque fue demasiado limitado e insuficiente.

“El ataque fue proporcional y justificado, pero no tenemos una estrategia global y profunda para abordar el lidiar con Siria”, señaló este domingo la senadora conservadora Susan Collins en una entrevista a la cadena ABC News.

La republicana, que forma parte del Comité de Inteligencia del Senado, reconoció que la situación en Siria es “difícil”, pero defendió la necesidad de encontrar una solución a largo plazo para impedir que el gobierno de Bashar Al Asad pueda volver a usar armas químicas, tal y como ha hecho “en quince ocasiones”, según dijo.

En similar sentido se expresó la también senadora republicana Joni Ernst; en declaraciones al canal NBC sostuvo que EU debe asegurarse de que Al Asad, al que tildó de “criminal de guerra”, no vuelve a usar armas químicas.

“Me satisface que diéramos este paso, pero ahora tenemos que hablar sobre qué hacer en el futuro”, agregó Ernst en referencia a la ofensiva ejecutada en respuesta al ataque con armas químicas contra la población civil de la ciudad rebelde de Duma, ahora ya en manos del régimen de Damasco y de Rusia.

QUEJA. Trump lamentó ayer en Twitter que “la ofensiva siria estuvo tan perfectamente ejecutada que la única manera que tuvieron los medios de comunicación falaces de menospreciarla fue por mi uso del término misión conseguida

DESTRUCCIÓN LIMITADA. El Pentágono reconoció el sábado que el lanzamiento de 105 misiles a tres centros presuntamente vinculados al programa de armas químicas de Al Asad, “cercena” la posibilidad de nuevos ataques ilegales por parte del “régimen” pero no garantiza que este tipo de armas se puedan volver a producir.

En el ataque a Duma del 7 de abril decenas de personas fallecieron con síntomas de intoxicación por “agentes tóxicos”, según explicó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Imprimir