Deportes

Ricciardo sorprende y gana el GP de China

El piloto australiano Daniel Ricciardo, a bordo de su Red Bull, sorprendió a los Ferrari y Mercedes, favoritos para ganar el Gran Premio de China, tercera prueba de la temporada 2018 de la Fórmula 1, al obtener el primer lugar de la carrera, gracias a una adecuada estrategia y correcta entrada a pits que le funcionó perfectamente.

Pese a que arrancó en el sexto lugar en el Circuito Internacional de Shanghái, durante las primeras vueltas mantuvo su puesto y el “poleman”, el alemán Sebastian Vettel, siguió al frente hasta que ocurrió lo inesperado.

Vettel se veía firme en busca de su tercera victoria consecutiva de la campaña y romper la hegemonía de las flechas plateadas en China, pero la estrategia y el cambio de neumáticos fue la diferencia para que la escudería Red Bull diera una muestra de poderío sobre la pista.

Los dos monoplazas entraron a los pits y lo hicieron con buen tiempo, gracias a una gran labor de los mecánicos que los mantuvieron en los primeros sitios. Mientras que también en boxes Vettel fue rebasado en la salida por Bottas y el líder de la carrera cambió cerca del giro 21 de los 56 pactados.

En la vuelta 31 chocaron los dos autos de Toro Rosso conducidos por el francés Pierre Gasly y el neozelandés Brendon Hartley, lo que obligó a la entrada del safety car, de tal modo que se perdieron las diferencias y varios aprovecharon para entrar a pits.

Para el rearranque de la competencia en la vuelta 35, Bottas era puntero por delante de Vettel, Hamilton, Max Verstappen, Raikkonen y Ricciardo, pero eso sí, los Red Bull con llantas nuevas.

De este modo, tanto Verstappen como Ricciardo firmaron enormes rebases, el primero sobre Hamilton y el segundo sobre Vettel, los neumáticos blandos daban dividendos y todo se derrumbó para Vettel cuando fue chocado por Verstappen, quien fue sancionado 10 segundos y el germano bajó hasta el séptimo lugar para despedirse del podio.

El australiano después dejó plantado a Raikkonen y con Bottas por delante, la tarea iba a ser más sencilla de lo esperado, cumplió con otro gran rebase para colocarse en la punta del GP de China a partir de la vuelta 50, posición que ya no soltó hasta ver la bandera a cuadros.

Daniel Ricciardo ganó con tiempo de 1:35:36.380 horas, mientras que el podio lo completaron los finlandeses Valtteri Bottas (Mercedes) a 8.894 segundos y Kimi Raikkonen (Ferrari) a 9.637 segundos. Los favoritos Hamilton y Vettel acabaron en el cuarto y octavo peldaño de forma respectiva.

Por su parte, el mexicano Sergio Pérez de Force India, tras una primera vuelta desastrosa, solamente alcanzó a terminar en la posición 12, fuera de los puntos, a pesar de haber largado desde la octava plaza, pero tuvo un contacto con el neozelandés Brendon Hartley, lo que le hizo perder lugares que nunca recuperó.

Imprimir