Nacional

Recomienda el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea informarse sobre tratamientos con células madre

La directora general del Centro Nacional de Trasfusión Sanguínea (CNTS), Julieta Rojo Medina, recomendó a la población informarse sobre las enfermedades que pueden ser tratadas con células madre, debido a que se difunde mucha publicidad engañosa; y estableció que los tratamientos autorizados por la dependencia sanitaria cuentan con una investigación científica previa y son protocolos médicos que se ofrecen en las instituciones del sector salud.

En la actualidad, dijo, las células troncales que provienen de la sangre del cordón umbilical, se utilizan para atender pacientes con leucemia, linfomas y enfermedades hematológicas.

Rojo Medina destacó la importancia de tener información de los protocolos disponibles y para qué enfermedades están dirigidos, así como las posibilidades de éxito, de ahí que cada año se realice un simposio sobre banco umbilical y terapia celular, en el cual la comunidad médica discute este tipo de temas con la población en general.

Puntualizó que la recolección de células hemapoyéticas es con fines de trasplante a la médula ósea y éstas se inyectan vía intravenosa a un paciente para ayudar a recuperar la función perdida, generando una población de células sanas, que es de lo que carece una persona diagnosticada con diferentes tipos de padecimientos oncológicos, principalmente.

La doctora Rojo Medina señaló que no todos los niños son candidatos y esto lo decide el médico tratante, quien valora la condición de salud del menor, a lo cual resaltó que cerca de la mitad de los infantes que reciben el trasplante se curan.

Resaltó además que el proceso de recolección de las células se realiza con altos estándares de calidad: las candidatas a donación de sangre de cordón umbilical y sus bebés, deben de estar clínicamente sanos, antes y después del alumbramiento.

Las donadoras deben tener entre 18 años y 40 años de edad, y al menos 34 semanas de gestación al momento del nacimiento. Sin tatuajes ni perforaciones durante los últimos 12 meses, y que en el último año no haya recibido transfusiones, ni usado drogas.

Imprimir