Horacio Franco

¿Saben que el día que Horacio Franco recibió el Premio Crónica llegó tarde? Y esto es un halago porque su tardanza obedeció a que se prolongó la plenaria de la Constituyente de la CDMX, en la que se había involucrado buscando que la cultura fuera incluida en el andamiaje de derechos capitalinos. Además llegó al Museo Nacional de Antropología conduciendo su bicicleta (comprometido también con alternativas al uso del automóvil). Y recibió su premio y tocó su flauta para nosotros... Así es Horacio Franco.

 

Imprimir

Comentarios