Cultura

“La música está hecha para pasar la felicidad a la gente”: Daniela Liebman

La pianista Daniela Liebman debutará en junio, como solista, en el Palacio de Bellas Artes. Con la Orquesta Sinfónica Nacional interpretará obra de Mendelssohn

Musical y técnicamente trato de desarrollarme todos los días, dice Daniela Liebman.

“La música es un arte totalmente bello, que llega directo al corazón, es un tipo de lenguaje pero es mucho más directo porque la música es un arte que trata de las emociones humanas, por lo que se convierte en algo profundo”, comenta Daniela Liebman (14 de junio, 2002).

La pianista mexicana de 15 años, que debutará como solista con la Orquesta Sinfónica Nacional, agrupación con la que ofrecerá dos conciertos en el Palacio de Bellas Artes, muestra su emoción por estar con una de las agrupaciones más importantes del país.

Ambos conciertos serán en la Sala Principal del coloso de mármol, recinto donde la intérprete oriunda de Guadalajara, Jalisco, ejecutará Concierto para piano No. 1 en sol menor, op. 25, de Felix Mendelssohn.

“La música está hecha para pasar la felicidad a la gente y estos conciertos marcan mi regreso a Bellas Artes después de cerca de cuatro años, que será con una pieza maravillosa de ­Mendelssohn, compositor al que interpreto por primera vez en México”.

Liebman señala que la elección de la pieza fue hecha en conjunto con la Sinfónica Nacional, pieza que ya había tocado en Perú, además Mendelssohn es un compositor al que relee, con lo que ha obtenido mayor profundidad.

“Musical y técnicamente trato de desarrollarme todos los días. A través de los años he podido entender a Mendelssohn como compositor y también a sus piezas, con lo que he podido dar profundidad y más limpieza en cuanto a técnica”.

Daniela Liebman indica que los conciertos con la Orquesta Sinfónica Nacional la motivan, pues obtendrá otras experiencias, sobre todo porque será frente a un público mexicano, pero ¿qué busca con sus interpretaciones musicales?

“Cada pieza es diferente, mi interpretación musical y técnicamente varía con la pieza, principalmente trato de tocar para no cometer ciertos errores, entender la pieza a profundidad, implementar, tal vez, ideas que coincidan con quien inventó la pieza. Es una tarea de conocer al compositor y a la pieza”.

La pianista mexicana asegura que la música te da un propósito, que es el de poder transmitir un sentimiento con el espectador, por lo que en ánimos de compartir, grabó su primer disco, bajo la producción de David Lai, ganador de un Grammy, que saldrá a la venta el 1 de junio.

“Fue una gran experiencia porque pude trabajar en una interpretación sólida”, comenta Liebman acerca de su material discográfico que incluye Balada Mexicana, de Manuel M. Ponce; Balada No. 3 en La bemol mayor, Op. 47, de Frederic Chopin, y los Cuatro Impromptus, D. 899 (Op. 90), de Franz Schubert.

Las piezas forman parte de las composiciones predilectas de Daniela Liebman, pero en el caso de Schubert, la pianista indica que “casi puedes conocer al compositor como persona”, mientras que en el caso de Ponce, lo hizo porque “me gustaría escuchar más música mexicana afuera. Trato tocar más música mexicana, que tiene un estilo”.

Daniela Liebman no considera como una complejidad el grabar un disco, al contrario, considera que es “una oportunidad de compartirlo con más gente, de compartir mi gusto musical”, por lo que también será lanzado en plataformas como iTunes y Spotify.

Aunque no planea grabar un segundo disco, dice que sí habrá otras presentaciones como la del 1 de junio en León, su debut con la Sinfónica Nacional de Ecuador, en el país sudamericano; así como el 8 de septiembre, en la Ciudad de México, como parte del Festival Blanco & Negro.

-El debut como solista de la pianista mexicana Daniela Liebman con la Orquesta Sinfónica Nacional se llevará a cabo el 8 de junio, a las 20:00 horas, y 10 de junio, a las 12:15 horas, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

 

Imprimir