Mundo

Polémica racial por detención de dos negros en un Starbucks en EU

El arresto quedó grabado en video.

Starbucks trata de salvar su imagen del escándalo racial ocurrido en Filadelfia la semana pasada, cuando el gerente de un local llamó a la policía porque los dos hombres estaban sentados sin pedir nada, razón por la que fueron arrestados por invasión de la propiedad privada. Los clientes dijeron que estaban esperando a que otro hombre llegara. Esa persona llegó a la tienda cuando la policía les estaba arrestando.

Tras el escándalo, que quedó recogido por una grabación que se hizo viral, la compañía anunció ayer que el director ejecutivo, Kevin Johnson, se reunirá con los dos negros que fueron arrestados, luego de que éstos aceptaran la invitación.

Johnson calificó los arrestos como “reprochables” y dijo que quiere disculparse personalmente con los hombres, diciendo que la compañía “se opone firmemente a la discriminación o la discriminación racial”.

El alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, dijo que la disculpa “no es suficiente”. “Starbucks debería ser un lugar en el que todos son tratados de la misma forma, sin importar el color de su piel”, dijo.

Imprimir