Mundo

La presión social obliga a la red social china Weibo a recular y aceptar contenidos gays

La etiqueta #yosoygay reunió el fin de semana 300 millones de impresiones antes de ser censurada.

El pasado viernes, Weibo, la red social más grande e importante de China, que funciona como una suerte de Twitter, anunció que durante los tres próximos meses “limpiaría” la plataforma de todo contenido que considerase pornográfico, de sexo violento o gay, con el fin de fomentar, dijeron, un “entorno armonioso”.

La medida llegaba tras recibir directrices claras del gobierno de Xi Jinping, directrices en las que alertaba de que esta clase de relaciones están consideradas como “relaciones anormales”, según alegó la empresa propietaria de la plataforma, Sina Weibo.

La decisión de la compañía generó inmediatamente una ola de protestas en el país durante este fin de semana, lo que llevó a la creación de una etiqueta, o hashtag, que sería traducible como #yosoygay, y que recogió nada más y nada menos que 300 millones de mensajes antes de que el régimen pudiera censurarla este domingo.

El revuelo generado, según explica el diario El País fue tan grande que incluso el diario oficial del Partido Comunista Chino (PCCh), el Diario del Pueblo, se pronunció al respecto, y en un editorial, trató de hacer un llamado a la calma y pidió tolerancia para los homosexuales en el país.

Ayer, la compañía, Sina Weibo, retiró su campaña de limpieza, con un escueto mensaje en el que se limitó a decir que agradece “todos los comentarios y sugerencias” de sus usuarios.

Imprimir