López Obrador regresa a los cómic para intentar convencer a ciudadanos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 17 de Abril, 2018

López Obrador regresa a los cómic para intentar convencer a ciudadanos

López Obrador regresa a los cómic para intentar convencer a ciudadanos | La Crónica de Hoy

“Creo que aquí es más fácil hacer un puerto que un aeropuerto ingeniero”, se lee en una de las páginas del cómic Un aeropuerto que no debe aterrizar con el que Andrés Manuel López Obrador y su equipo pretenden generar consenso sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Un avión y un cochinito de traje y llevándose una bolsa de dinero conforman la parte gráfica de la portada.

Los argumentos expuestos por los personajes del cómic pasan por indicar que si bien el Aeropuerto Benito Juárez ya sobrepasó su capacidad, “su funcionamiento es óptimo”. Otro argumento es que la zona que comprende la edificación del Nuevo Aeropuerto se encuentra en medio de un terreno en el que confluyen nueve ríos, por lo cual es una zona de “grave hundimiento, según el Instituto de Ingeniería de la UNAM”.

Asimismo, el cómic cita la alerta expuesta por la Corte Interamericana de Arbitraje y Conciliación Ambiental en la que se expone que los costos del proyecto tendrían que aumentar a consecuencia de los recursos que tendrían que destinar por los daños ambientales que causará.

Otro de los motivos en los que justifica Morena su contrariedad en torno a la construcción del NAIM es que se encontraría en un punto intermedio entre los actuales aeropuertos de Benito Juárez y el de la Base Militar de Santa Lucía, por lo que de terminarse la obra, el tráfico aéreo sería tal que tendrían que “destruirse” los actuales aeropuertos.

El cómic tiene un antecedente claro: en los años de la administración López Obrador en la entonces Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, una marcha ciudadana impulsada, entre otros, por María Elena Morera, reclamó la falta de seguridad en las calles capitalinas. La ola de secuestros y asaltos fue respondida por López Obrador con dos acciones: una, calificar la marcha de “pirruris” en su conferencia matutina; la segunda, emitir un cómic en el que reiteraba el origen “pirruresco” de la multitudinaria manifestación.

Imprimir