Academia

Estudiantes de la UNAM triunfan en competencia de vehículos alternativos

El equipo del “Velomóvil RS” de la Universidad obtuvo el primer lugar en el Human Powered Vehicle Challenge, realizado en California. El diseño de su asiento está inspirado en las sillas playeras de Acapulco

En esta edición del Human Powered Vehicle Challenge los universitarios se posicionaron como el mejor equipo de AL. 

Alumnos y egresados de la Facultad de Ingeniería de la UNAM desarrollaron un velomóvil —vehículo de tracción humana con carrocería— con el cual obtuvieron el primer lugar en diseño en el Human Powered Vehicle Challenge (HPVC), la competencia académica más importante de vehículos alternativos, que en esta edición se llevó a cabo en marzo pasado en California, EU.

El vehículo llamado “Velomóvil RS” combina el mecanismo de una bicicleta muy reclinada, un asiento inspirado en las sillas playeras de Acapulco, compuestas por alineadas cuerdas plastificadas, y una carcasa de fibra de vidrio que se divide en dos partes para acercarse al diseño de un bólido. Cuenta también con sensores y un equipo de mapeo del camino, que puede revisarse desde un teléfono celular o una computadora.

Además de su originalidad en innovación en el diseño, su principal virtud es ser “cero emisiones”, puesto que es propulsado por la energía humana del conductor. Además de crear una alternativa limpia de movilidad, con este proyecto los jóvenes emprendedores se involucran con sus maestros en la formación de nuevas generaciones de estudiantes interesados en estas creaciones, con las que ejercitan importantes retos de ingeniería.

“Una de nuestras especificaciones más importantes es la seguridad de los usuarios dentro del vehículo, así que el equipo cuenta con disipadores de energía, diseño ergonómico y un efectivo sistema de pedaleo y frenado. Innovamos con el asiento de filamentos de PVC inspirado en la silla Acapulco que, además, disipa vibraciones”, explicó ayer  Misael Bravo Arteaga, durante la presentación del diseño ante medios de comunicación en el Centro de Ingeniería Avanzada de la Facultad de Ingeniería.

Por su parte, otro miembro del equipo, Marcos Damián López, refirió que en el certamen se evaluaron los proyectos en cuatro rubros: diseño, innovación, velocidad y resistencia. En las pruebas superaron a los conjuntos de la California State University, en Northridge (ganadora en las últimas tres competencias) y en Berkeley y rankeada en 2017 como la décima mejor del mundo en ingeniería.

Relató además que en 2015, la escuadra compitió en el HPVC latinoamericano, en Colombia, donde obtuvieron el quinto lugar en diseño y el octavo sitio general del certamen. Al siguiente año, compitieron en la prueba internacional que se llevó a cabo en EU, donde obtuvieron el lugar número 22. “Eso nos dejó un aprendizaje que utilizamos el año siguiente para obtener el segundo lugar y posicionarnos como el primero de Latinoamérica”.

Añadió que ahora, con este primer lugar, los universitarios se sitúan como el equipo latinoamericano mejor rankeado. “Esto nos coloca como uno de los equipos más sólidos en diseño de vehículos alternativos en todo el mundo”.

Damián López dijo que el equipo de la UNAM busca desarrollar la formación integral de sus participantes en un ambiente multidisciplinario y caracterizado por la enseñanza y aprendizaje continuos. “Además queremos que cuando salgan y tengan una posición en la industria destaquen por su preparación, en su parte técnica y personal,  por su perseverancia y disciplina”. 

El equipo universitario ganador estuvo conformado por los alumnos Marcos Damián López López, Misael Bravo Arteaga, José Andrés López Martínez (de octavo, décimo y sexto semestres de la carrera de ingeniería mecánica, respectivamente); Allan Robert Pereyra García, del octavo semestre de ingeniería civil; y María del Carmen Morales Escobar, de sexto semestre de la Facultad de Psicología, junto con el profesor Antonio Zepeda Sánchez, quien fungió como docente consejero. 

 

Imprimir