Espectáculos

Will y Grace regresan para combatir la amenaza xenófoba de Trump

Ercik McCormack, Debra Messing, Sean Hayes y Megan Mullally tendrán una temporada además de la que inicia.

Hace dos años actores Erick McCormack, Debra Messing, Sean Hayes y Megan Mullally, ingenioso cuarteto de humor en la televisión se había reunido gracias a Donald Trump. El talento Will & Grace se reunió después de varios años de ausencia, para apoyar la candidatura de Hilary Clinton con el fin de combatir la amenaza xenófoba de Trump, que había dicho que haría lo imposible para impedir que los transgéneros se integran a las Fuerzas Armadas de su país.

Los actores se reunieron en un sketch de nueve minutos lanzado en YouTube, que posteriormente se convirtió en el preámbulo de su regreso a la pantalla chica bajo la batuta de NBC. A partir de hoy, las travesuras de Will y Jack y las burlas de Karen hacia su “amiga”, confidente y jefa Grace estarán por partida doble: se estrenarán dos capítulos por semana.

La historia de un abogado gay y una diseñadora de interiores que viven juntos en un apartamento en Nueva York, vuelve con 16 nuevos capítulos, cada uno de media hora, para ver si la fórmula exitosa hace doce años, puede llegar a serlo otra vez en la actualidad. Por un lado esperan volver a hacer reír al público y por el otro seguir con el combate a los tabúes que existen sobre la homofobia en Estados Unidos.

Recordemos que la serie se centra en la relación de amistad entre Will Truman, un abogado gay, y su mejor amiga, Grace Adler, una diseñadora de interiores, que viven en Nueva York. A este par se unen Jack, el mejor amigo de Will, un aspirante a actor con todo tipo de trabajos y la mejor amiga de Grace, Karen, una ricachona que ayuda a Grace a conseguir clientes entre sus amigas de la alta sociedad neoyorquina. Sus historias personales, centradas en la búsqueda de sus hipotéticas almas gemelas, son la base de la serie.

La llegada de esta serie fue el refuerzo ideal de la apertura de contenidos homosexuales en la televisión que comenzó Ellen degeneres cuando se declaró lesbiana en la serie Ellen. El gran acierto de Will & Grace fue pasar de reírse de los homosexuales a reírse con los homosexuales, que es el paso más trascendental que se debe dar para alejarse de los estereotipos, en especial en una sociedad como la estadunidense, donde el lado más conservador es más reaccionario asumido hacia la homofobia.

La trama está basada en la historia real de uno de los dos guionistas, Max Mutchnick, abiertamente gay y su mejor amiga de la infancia, Janet. Su colega David Kohan, decidió plasmar en papel todo el comportamiento que había observado de sus dos amigos durante toda su vida, ante el escepticismo de su socio que dudaba que la historia pudiera ser interesante para una cadena televisiva.

La serie se estrenó en la programación estelar del otoño de 1998 y fue recibida con bastante indiferencia por parte de la crítica, pero con el tiempo ha sido definida por la audiencia de Estados Unidos y América Latina, como intrépida y divertida, sin temor a la censura y sin problema para exponer temas que puedan causar polémica.

Quizás ahora llega la serie un poco tarde a hacer de las suyas en el gobierno de Trump, pero el cuarteto reunido de nuevo por 16 episodios es un auténtico lujo, que nadie se debe perder. Ganadora de 16 Premios Emmy y con más de 10 millones de espectadores, la serie regresa precisamente con un contexto político sobre Donald Trump, como el “payaso de la fiesta”, en el primer episodio.

La desquiciada Karen Walker, íntima amiga de Trump y su esposa Melania, le consiguió a Grace Adler el trabajo más desafiante de su vida: decorar el despacho Oval, la oficina principal del presidente de Estados Unidos, a quien ella tanto detesta. ¿Será capaz de aceptar ese trabajo aunque signifique ir en contra de todos sus principios?

Cabe destacar que la serie contará con invitados especiales como Jennifer López; Grace se verá de nuevo con su ex marido, el Dr. Marvin Leo Markus (Harry Connick Jr.) para recordarle que es divorciada, está sola y no tiene hijos, mientras que Vince (Bobby Cannavale) le demostrará a Will Truman que siempre es posible tener una buena amistad, a pesar de haber vivido un tórrido romance años atrás. A ellos se les unirán grandes estrellas del cine como Minnie Driver y Alec Baldwin. La serie se estrena esta noche a las 22 horas.

Imprimir