AMLO, el papa, Venezuela y la idiotez

Leopoldo Mendívil

DON ANDRÉS MANUEL LÓPEZ O.:

+Todo lo que se come sin necesidad

se roba al estómago de los pobres

Mahatma Gandhi

Obvio es que el papa Francisco no habría de jugar a las ideítas con usted para la paz.., cuando con toda oportunidad el pontífice dio a conocer la naturaleza de sus políticas para las diversas ideologías de todas las naturalezas, en boga, para que cada quien ocupara su lugar.

En el criterio papal, usted, don AMLO, debe ser una oveja poco ortodoxa y ya, pero siempre dispuesta a parecer una capra pyrenaica…

¿Quiere usted jugar a la capra?

Juntémoslo con los de su estatura…

Aún anda en el movimiento revolucionario venezolano un personaje cuya inteligencia hasta la adolescencia impresionó más allá de la Patria, incluso a diversas universidades estadunidenses donde se preparó como si fuera a ser más sucesor de ­Washington que de Bolívar y ha conservado el impacto de su personalidad al grado de que, habiendo sido uno de los grandes personajes alrededor de Hugo Chávez, cierto día, el comandante le dio instrucciones para ir a Cuba porque Fidel quería conocerlo.

Es hora de decirles el nombre de nuestro personaje:

Guaicaipuro Lameda Montero

Sin duda sus padres identificaron desde recién nacido su capacidad mental y decidieron montarle una gran personalidad, comenzando con un nombre inolvidable hasta por el mismo Fidel, quien ya en aquel primer encuentro se sintió tan conquistado por el poderío mental del venezolano que decidió darle su confianza desde ya, sobre  algunos temas que enseguida le cuento en una narración personal:

“Yo fui a Cuba durante 5 días. Fue una visita solicitada por Fidel a Chávez, primero, para convencerme de la necesidad que tenía Cuba de recibir ayuda desde Venezuela; y segundo, someterme a un proceso de ‘inducción revolucionaria’. Chávez me había presentado a Fidel en los siguientes términos: ‘Lameda será el presidente de PDVSA mientras yo sea el Presidente de Venezuela’.

“En la conversación Fidel me dijo de manera clara y sin rodeos:

“‘Para mantenernos, necesitamos unos 4.000 millones de dólares al año. Más de eso ‘estorba’, la gente empieza a vivir bien y se acaba el discurso de la pobreza…’ Desconozco cuál es la cantidad más allá de la cual el dinero estorba aquí. Pero lo cierto es que por eso se regala la plata al exterior, sacándole doble provecho: ‘Se quema el dinero’ y se compra apoyo y silencio político internacional. Por eso se le ha pagado a las transnacionales, para que se vayan. Así no hay producción nueva sino que se usa el dinero para hacernos dueños de un negocio que ya existe…

“Yo le venía insistiendo al presidente Chávez —prosigue la historia del general Lameda Montero— que lo engañaban en el tema económico, ya que las proyecciones a cinco años mostraban un creciente déficit fiscal, necesidad de endeudamiento o devaluación y, por tanto, era necesario atender el tema de la producción para que Venezuela pudiera hacerse independiente de la renta petrolera, tal y como se había prometido en la campaña electoral y como me lo habían presentado en el proyecto para el cual estábamos trabajando.

“Era la época en que se le decía al país que nos estábamos quitando los inversionistas a sombrerazos y que el submarino estaba a flote. Sin embargo, los inversionistas venían al país y no conseguían un interlocutor válido que les explicara cuáles eran las oportunidades de negocio y se iban decepcionados porque habían invertido tiempo y dinero sin recibir nada, ¡NI SIQUIERA UN NO! Se iban con dudas y promesas vagas…”

Y bueno, ¿por qué no utilizar los recursos monetarios restantes en mantener vigente el discurso de la pobreza, si la lógica económica camina en sentido contrario y según la propaganda de cualquier parte del planeta, es el desarrollo y no la pobreza, el objetivo a lograr...?

Porque el socialismo-comunismo castrista, para sobrevivir, necesitaba otras políticas y otras carencias…

(Prosigue el viernes). 

(Presento disculpas a los lectores de este espacio por una ausencia urgente en que debí incurrir para sustituir la válvula pulmonar del corazón. Regresaré paulatinamente a la cotidianeidad semanal, en un lapso de un mes y medio).

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendivil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios