“Princesita”, de Paté de Fuá | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 19 de Abril, 2018

“Princesita”, de Paté de Fuá

“Princesita”, de Paté de Fuá | La Crónica de Hoy

La música tiene una característica innata, ésta es la multi-interpretación que se le puede dar a una canción, dependiendo del estado de ánimo, de la situación sociopolítica o hasta del clima, pero según los músicos todas, o por lo menos la gran mayoría de las canciones, tienen una explicación de cómo, porqué y para qué fueron creadas.

Por ello, Crónica platicó con algunos músicos, quienes compartieron su experiencia y revelaron el origen de algunas de sus canciones más queridas y representativas. Para esta ocasión, una de las bandas que ha logrado colocarse, con su peculiar sonido y lírica, en el corazón de los melómanos, narró la historia detrás de una de sus canciones más icónicas.

“Princesita, serán mil heridas, tal vez otra vida merezca tu amor, tal vez fui el canalla que supo privarte de un mundo al amarte con el corazón”, así canta la banda mexicana Paté de Fuá, conformada por integrantes de distintas nacionalidades, el tema “Princesita”, el cual se desprende del cuarto disco titulado Película muda (2014).

“‘Princesita’ creo es la canción más íntima que escribí, es una canción que amo, en mi concepción personal es de lo mejor que he hecho, una de las que más me define a mí como autor, es una canción que habla de una cuestión muy visceral, le habla a una mujer de cómo uno puede ser muy torpe al quererla y puede lastimarla de muchas maneras, también, de lo difícil que es relacionarse sentimentalmente con alguien, de lo difícil que es amar, entenderla, no verla desde un punto de vista egoísta”, explicó Yayo González, vocalista de la banda.

“La canción dice ‘Yo me pregunto a dónde van tus ojos cuando en el vacío se pierden y tu corazón se siente tan lejos del mío’, es esa mala interpretación que tenemos del amor, sobre todo en occidente, de que esa persona nos pertenece, de cuando uno ve a su pareja desconectada y uno mismo lo toma personal y entran en juego un montón de inseguridades que tenemos, miedo a perder y miedo al rechazo”, concluyó.

Imprimir