El milagro campechano - Rafael Cardona | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 19 de Abril, 2018
El milagro campechano | La Crónica de Hoy

El milagro campechano

Rafael Cardona

Como ocurre con frecuencia donde el crecimiento depende una sola industria o actividad, cuando los mercados cambian, las crisis llegan. Se agota el henequén y se hunde Yucatán; se acaba la plata en la Mina de la Valenciana y se sumerge Guanajuato en la pobreza. No importa si se trata de ciudades prósperas como en el tiempo del auge automotriz fue Detroit, por ejemplo.

El mundo se transforma y los cambios llegan con la fuerza de una marejada y a veces la ola se lleva todo. Y algunos se reconstituyen y otros se quedan para siempre con la desolada aureola de poblaciones fantasmas como Real de Catorce, por citar un caso famoso o Macondo durante la euforia del banano.

Ciudad del Carmen y Campeche vivieron a su manera la fiebre del oro, así haya sido el oro negro.

Pero un día, casi de la noche a la mañana el sueño se terminó. O al menos se redujo de manera tan grave como para ver clausurados los hoteles apenas inaugurados, cerrados los comercios, los restaurantes y las agencias de automóviles;  y ociosas a las servidoras de pestañas postizas y faldas diminutas, cuyo viejo oficio sólo florece cuando sobra el dinero.

A partir de ahí fue necesario trabajar en nuevas fuentes de riqueza. El turismo, algo de la agricultura y ahora, el impulso mayor de una zona especial con capacidad de oferta e incentivos suficientes para recuperar lo perdido, así como se le gana terreno al mar.

Por eso es interesante el análisis del gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, en la reciente gira presidencial en auspicio de las zonas económicas especiales:

“… el pasado –dijo-- no lo podemos cambiar, tenemos que construir nuestra historia, pero el futuro sí lo podemos construir. Y lo podemos construir si cuidamos nuestro presente, si trabajamos en equipo, si con orgullo, con carácter y con dedicación trabajamos todos para que a México le vaya muy bien. Por ello, sólo trabajando juntos y en equipo se pueden conseguir recursos, como nunca, para las entidades federativas, como es el caso de Campeche.

Aquí, Presidente, su gobierno ha invertido más de 21 mil 400 millones de pesos y eso significa más del triple de lo que habían apoyado las dos administraciones federales anteriores; y ese es el respaldo y el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto.

“Por ello, estamos aquí cumpliendo compromisos importantes como la modernización y la construcción del Puerto de Ciudad del Carmen con una inversión de más de mil 200 millones de pesos, la construcción y la modernización de este mismo Puerto, el Puerto de Ceiba-playa, con inversión de mil millones de pesos.

“Como también… el drenaje, el agua potable y el alcantarillado de la Ciudad de San Francisco de Campeche con una inversión de más de mil 300 millones de pesos; y también, hay que decirlo, dos Presidentes de la República anteriores le prometieron al pueblo carmelita y al pueblo campechano y no cumplieron con esta gran obra, el Puente de La Unidad, una obra de mil 200 millones de pesos…

“…No llegamos a administrar el gobierno, llegamos a transformar a nuestro Estado para construir el mejor Campeche de todos los tiempos. Por ello, aquí, hemos invertido prácticamente dos mil millones de pesos en programas federales y de ayuda y de apoyo para los campechanos; hemos invertido más de mil 250 millones de pesos…

“…En los seis años anteriores se alcanzó una gestión de 153 tractores; hoy, con la gestión decidida, del 2015 a la fecha hemos gestionado más de 600 tractores para el campo campechano… Cuatro veces más lo que hemos logrado con el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto.

“Y en temas de seguridad hemos contado con el apoyo decidido de un Presidente amigo de los campechanos…Invertimos en la instalación de más de mil cámaras de videovigilancia, trabajamos en mayor equipamiento, trabajamos en capacitación y adquirimos más de 300 unidades nuevas en patrullas, que significa más de seis veces lo que recibimos al inicio de nuestra administración.

Y también, con ese decidido apoyo hoy estamos construyendo obras que le cambiarán el rostro, que le darán un dinamismo claro y firme al pueblo campechano.

“Hoy, construimos el nuevo malecón de la Ciudad de Campeche, Justo Sierra-Resurgimiento, con una inversión de más de 220 millones de pesos; también, construimos la nueva entrada a la Ciudad de Campeche, la Avenida Pedro Sainz de Baranda, con una inversión de más de 150 millones de pesos… Y construimos obras que les cambiarán el rostro a los campechanos”.

MEADE. Posiblemente la tarde del domingo sea la última de Alejandra Sota en el equipo de José Antonio Meade. Quitarla antes del debate sería muy mal visto. Quitarla después será muy bien hecho.

La señora Sota es una pieza sin encaje en un grupo con el cual no guarda sino los viejos resentimientos de cuando operaba la comunicación desde Los Pinos. Allá nunca se creyó la Primera Dama. Había otra.

Aquí tampoco, pero se cree la Divina Garza. Y nadie la quiere.

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios