Ladran, Sancho. De avionetas, “sondeos” y debates - David Gutiérrez Fuentes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 19 de Abril, 2018
Ladran, Sancho. De avionetas, “sondeos” y debates | La Crónica de Hoy

Ladran, Sancho. De avionetas, “sondeos” y debates

David Gutiérrez Fuentes

Durante esta semana los temas que proliferaron en la agenda mediática no fueron la revisión de las licitaciones del nuevo aeropuerto, ni los casi mil millones de pesos que, de acuerdo a diversas auditorías de la ASF, se han ejercido sin explicarse en lo que va de ese proyecto que generará graves consecuencias ambientales en el Valle de México; ni la exoneración de la PGR de Rosario Robles por la Estafa Maestra; ni el megafraude que también implicó desvío de recursos a través del superISSSTE, tronado durante las gestiones del PRIAN —aunque se quedó el modelito como fachada para las habituales y millonarias fechorías en las que se desaparecen recursos públicos—; ni el traslado al ámbito federal del caso de Alejandro Gutiérrez para evitar que el pillo de César Duarte y sus aliados rindan cuentas; ni los fraudes de Yunes en Veracruz denunciados por la empresa Intermercado; ni la discusión en el Senado de la bien llamada #Ley Chayote… No, al parecer esos temas de gran calado son asuntos menores frente al uso de una avioneta por integrantes del equipo de AMLO en un trayecto de la gira en el norte del país y el cuestionable resultado de un sondeo de opinión publicado por Reforma, encargado por El Norte, que ponía a Ricardo Anaya como ¡el candidato favorito entre los universitarios!

Estas tendencias prevalecientes en la mayoría de los noticieros televisivos, radiofónicos y diarios del país, son indicadores claros de que hay pánico cupular de que Morena gane la Presidencia y obtenga la mayoría en las cámaras. No de otra manera puede explicarse esa necedad de golpear a AMLO por todos los frentes e incorporar de último momento a un político tramposo en la boleta electoral, a través de una abyecta decisión del tribunal encargado de resolver las impugnaciones en las elecciones presidenciales. La forma de arribo de este patán, también representa una señal que nos debe alertar en los días posteriores al primero de julio.

Pese a que calificadoras financieras o premios nobel de economía como Paul Krugman tienen una opinión positiva ante un eventual gobierno encabezado por AMLO, aquí un puñado de empresarios, políticos, periodistas e intelectuales orgánicos que se dan cita en bodas, fiestas y cumpleaños, lo siguen calificando como un peligro para la economía y el crecimiento del país, aunque detrás de esas ­malintencionadas apreciaciones existe temor a que se le empiece a poner freno a un régimen de simulación como el que representan Meade y Ricardo Anaya. Por cierto, me extrañó ver convertido a Alfredo Figueroa en un férreo defensor de Ricardo Anaya en los debates en los que las tres fuerzas políticas más importantes discuten las campañas: puede no estar de acuerdo con Morena, ¿pero no sabe lo que representa Anaya?

El debate de este próximo domingo plantea dos posibles escenarios: el de un intercambio razonable y agudo de propuestas y posicionamientos frente a temas clave, o el de un show en el que los más mediocres como El Bronco irán con la consigna de provocar a AMLO para darle más cuerda al ejército de merolicos que no se cansan de insistir que el tabasqueño es un peligro para México.

El llamado posdebate y la posible numeralia a modo para que en los meses por venir se inflen artificialmente las cifras a favor de uno de los dos candidatos del continuismo corrupto, Meade o Anaya, también será necesario enfrentar con talento, como igualmente necesario será que, en los foros de discusión en los medios con más resonancia, Morena elija a sus polemistas con mejores habilidades para desenvolverse en estos peculiares contextos, porque mucho me temo que el modelo todos contra AMLO seguirá siendo la pauta en lo que resta de la campaña.

Por lo pronto las redes sociales han demostrado ser el mejor amortiguador de los excesos desesperados por acercarse al puntero.

dgfuentes@gmail.com

Imprimir

Comentarios