Mundo

Nicaragua saca del aire canales de TV por transmitir protestas

El gobierno de Daniel Ortega ordenó a todas las cableras censurar la señal de los canales 12, 23, 51 y 100% Noticias, que habían estado transmitiendo en vivo los enfrentamientos por las reformas al sistema de pensiones.

Foto: EFE

El gobierno de Nicaragua sacó del aire hoy a cuatro canales de televisión, mientras la policía y grupos afines al oficialismo se enfrentaron a cientos de manifestantes que protestaban por las reformas al sistema de pensiones.

A través del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correo (Telcor), el gobierno de Daniel Ortega ordenó a todas las cableras censurar la señal de los canales 12, 23, 51 y 100% Noticias, que habían estado transmitiendo en vivo los enfrentamientos.

En un mensaje en Facebook, Miguel Mora, director de 100% Noticias, calificó la medida de Ortega como una "clara violacion" a la libertad de prensa. "Reiteramos nuestro compromiso con el pueblo y la verdad. Seguiremos informando en nuestra web y redes sociales", advirtió.

Por su parte, monseñor Silvio José Báez lamentó la censura de los medios de comunicación, entre ellos el Canal 51 de la Iglesia Católica.

“Censurar la información no es el camino mejor para superar un conflicto social, yo creo que evitando que la información llegue al pueblo, se crea más incertidumbre, surgen rumores, noticias falsas y esto hace que la ansiedad y la incertidumbre crezca”, señaló Báez.

De acuerdo con reportes divulgados en redes sociales y medios internacionales, las protestas del miércoles en Managua dejaron al menos 17 heridos, 10 de ellos periodistas que fueron atacados por grupos afines al gobierno con bates de beisbol y tubos de hierro. Durante los disturbios fue robada una cámara al equipo de 100% Noticias.

En Managua, la Policía de Nicaragua disolvió este jueves con gases lacrimógenos y balas de goma las nuevas protestas de jóvenes que realizaron un plantón frente a la Universidad Agraria Nacional (UNAN), sobre la Carretera Panamericana Norte.

La Cruz Roja de Nicaragua informó que los enfrentamientos en Managua dejaron al menos 20 estudiantes heridos, uno de los cuales perdió un ojo debido al impacto de una bala de goma.

Por su parte, estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) suspendieron este jueves las clases para unirse a las protestas contra las reformas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y se movilizaban a la sede de la Asamblea Nacional.

Entre otras medidas, las reformas al INSS aumentarán el aporte de trabajadores y empleadores, disminuirán las futuras pensiones y crearán un impuesto a las pensiones del 5.0 por ciento, como medidas para salvar de la quiebra dicha entidad.

Las medidas de Ortega han sido criticadas por el sector empresarial y expertos al considerar que lejos de evitar la quiebra del INSS, traerán desempleo e informalidad, ya que disminuirá el consumo, la competitividad y el clima de negocios.

Mientras que el gobierno ha calificado a los manifestantes que han salidos a las calles de Managua, Matagalpa, Masaya y Comoapa como grupos "desestabilizadores".

Censura a prensa en Nicaragua genera rechazo. Diversas personalidades nacionales y extranjeras condenaron hoy la censura del gobierno de Nicaragua contra cuatro televisoras, así como la represión a los cientos de manifestantes que protestan en el país centroamericano por la reforma al sistema de pensiones.

A través de la red social Twitter, políticos han expresado su rechazo a las medidas adoptadas por el gobierno del presidente Daniel Ortega ante las protestas que se realizan por segundo día consecutivo y su decisión de sacar del aire a los canales 100% Noticias, Canal 12, Canal 23 y el Canal 51 de la Conferencia Episcopal.

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez señaló: “Desde Madrid, en donde me encuentro a pocos días de recibir el Premio Cervantes, condeno la violencia y represión contra los manifestantes que espontáneamente están expresando su inconformidad con las recientes reformas a los derechos de seguridad social”.

Tras rechazar también el ataque a la libertad de expresión de los medios independientes, el exvicepresidente nicaragüense (1985-1990) indicó “no podemos aceptar el embargo de la democracia y la paz que tanto nos han costado en #Nicaragua”.

Por su parte, la expresidenta costarricense Laura Chinchilla señaló: “Mi solidaridad con @100noticiasni y @LuciaPinedaU por la burda censura de que han sido víctimas y que busca esconder los lamentables hechos de gobierno represivo”.

Mientras que la congresista republicana de Florida, Ileana Ros Lehtinen, expresó: “Condeno los actos de violencia del régimen de #Ortega hacia el pueblo nicaragüense quienes están en su derecho a marchar y manifestarse. Los #DDHH y la libertad de prensa y expresión deben ser respetados en #Nicaragua y en cualquier parte del mundo”.

La directora de Amnistía Internacional para las Américas, Erika Guevara-Rosas, dijo que los ataques contra personas que se manifestaban pacíficamente, y los periodistas que cubrían la protesta, representan un intento flagrante e inquietante de restringir los derechos a la libertad de expresión y reunión.

La asociación internacional de escritores PEN Internacional exhortó en un comunicado al gobierno de Ortega a respetar el derecho de los nicaragüenses a protestar pacíficamente, así como a suspender inmediatamente las medidas de cierre de los medios de comunicación independientes.

La represión contra las manifestaciones y la salida del aire de lo cuatro canales que transmitían los disturbios, fueron condenadas por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), el Consejo Nacional por la Defensa de la Tierra y la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Por su parte, el gobierno de Nicaragua responsabilizó a “grupos minúsculos” de los actos de violencia en el país y los acusó de manipular a la opinión pública.

“Que tristeza da la manipulación política de los mismos de siempre, minúsculos grupos que acusan y desestabilizan para destruir Nicaragua”, indicó la vicepresidenta nicaragüense Rosario Murillo, quien aseguró que los “promotores de violencia”, son los que se ocultan detrás de las cámaras o teléfonos celulares.

ijsm

Imprimir