Piden que representantes de posgrados estén en foros de reformas a Ley de Ciencia y Teconología | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 20 de Abril, 2018

Piden que representantes de posgrados estén en foros de reformas a Ley de Ciencia y Teconología

Otro problema es que la comunidad científica apenas se está enterando que existe una iniciativa en discusión, dice Ireri Suazo. Critican que no hubo consulta entre académicos para los cambios

Piden que representantes de posgrados estén en foros de reformas a Ley de Ciencia y Teconología | La Crónica de Hoy

No están representados todos los programas de posgrado que existen en el país en la discusión de la reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología que el presidente Enrique Peña Nieto entregó al Senado el pasado 17 de abril, en donde se plantean políticas públicas con 30 años de continuidad, la creación del Consejo de Asesores Científicos y Tecnológicos de la Presidencia de la República y el no condicionar la entrega de las becas de posgrado.

Así lo expresaron miembros del Consejo Mexicano de Estudios de Posgrado (Comepo) durante una reunión celebrada ayer con integrantes de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados y con el panista Christian Carrillo, quien propuso que los beneficiarios del Programa de Becas para Estudios de Posgrado no se les prohíba trabajar mientras realizan sus estudios de maestría y doctorado.

“No hay representación total de los posgrados. Si bien, están (en la discusión) el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y algunos hospitales; es importante que estemos nosotros en los foros porque los posgrados representamos la formación de los investigadores y de los jóvenes más capacitados de este país”, comentó Ireri Suazo, coordinadora de la Investigación científica  de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Otro problema sobre la reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología, añadió, es que la comunidad científica apenas se está enterando que existe una iniciativa en discusión. “Pero no hay manera directa de acceder a ella. Tardamos más de una hora en hallarla en la red, ni en la página de la Cámara de Diputados ni en la de Presidencia está. No está disponible para que la comunidad científica y académica la analice”.

Sobre la falta de representatividad, se le cuestionó a Catalina Morfín, directora académica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), si existe a pesar de que en la discusión esté la UNAM con sus programas de posgrado.

“La UNAM está representando lo espacios donde ellos están y no a todo el territorio mexicano. La visión de una universidad pública es distinta a una universidad privada. Lo importante es que hoy poco más de la mitad de los estudiantes de posgrados están en alguna universidad privada. La oferta pública no alcanza a cubrir la demanda. Por eso se necesita una representación más amplia del posgrado”, respondió

Algunas observaciones que el Consejo Mexicano de Estudios de Posgrado (Comepo) hizo sobre la iniciativa de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología presentada por Enrique Peña Nieto fueron: que no hubo una consulta amplia a la comunidad académica y que no se incluye en el texto el tema de incremento al presupuesto para ciencia.

“Sí se fortalece al Foro Consultivo Científico y Tecnológico, pero sin la representación de los posgrados, además se menciona que se quiere incluir al sector privado pero no se dice cómo, tampoco se habla del prometido incremento del 1% del PIB”, indicó Catalina Morfín.

BECAS CON DERECHO A TRABAJAR. La iniciativa de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología incluye una modificación al artículo 85 que refiere a no condicionar el pago o monto económico de las becas de posgrado.

Dicho artículo está propuesto de la siguiente manera: “Los contratos o convenios celebrados con personas físicas para apoyar su formación de alto nivel o posgrados en instituciones de educación superior o de investigación públicas o privadas que se encuentren en el país o extranjero, no podrán sujetarse a requerimientos que obliguen o condicionen el pago o monto económico a ejercerse”.

En ese sentido, el diputado panista Christian Carrillo dijo que buscará que el tema de dicha modificación también considere su propuesta de reformar los artículos 24 y 50 de la Ley de Ciencia y Tecnología. “Éstos hacen referencia a los fondos institucionales del Conacyt con el objetivo de que sea eliminado el requisito de exclusividad en los estudios, en la entrega de becas del Conacyt en nivel posgrado y que los estudiantes puedan estudiar y trabajar”, precisó.

Al respecto, los integrantes de la Comepo señalaron que mantener o no la exclusividad de estudio podría trasladarse a decisión de la institución.

Por ejemplo, en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo existen 72 programas de posgrado, de los cuales 52 están inscritos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) y los estudiantes que ingresan a éstos, automáticamente tienen beca del Conacyt, apoyo que sólo es de manutención para que el beneficiario pueda estudiar sin tener que trabajar.

“Hay tres modalidades de posgrado: de investigación, profesionalizantes y con la industria, cada uno tiene diferentes requisitos, pero si los queremos tener inscritos en el PNPC para que reciban becas, nuestros estudiantes deben cumplir muchos criterios, entre ellos, la eficiencia terminal del estudiante. Si un estudiante no termina la maestría en un plazo de dos años y medio, nos cuenta como un punto negativo y con posibilidad de baja del PNPC”, detalló Ireri Suazo.

Lo que la investigadora consideró como prohibitivo es que cuando un estudiante que trabaja en una empresa y pide permiso para capacitarse y la compañía se lo otorga, ese permiso muchas veces implica que el estudiante mantenga su empleo, pero sin goce de sueldo. 

“Entonces cuando va al Conacyt a solicitar su beca, Conacyt le dice que no porque tiene una relación laboral con una empresa, aunque no reciba su sueldo a causa del permiso que pidió. Eso es lo que vemos mal, quizá ahí es donde se debería limitar. No debe estar la prohibición de manera general, porque nos puede impactar en la eficiencia terminal de nuestros posgrados”, dijo Suazo.

Imprimir