Foros universitarios y elecciones

Ulises Lara López

El Instituto Nacional Electoral (INE) y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) acordaron realizar ocho foros para analizar las plataformas de los partidos políticos de cara a las elecciones del 1 de julio del presente año.

El pasado 17 de abril se realizó el primer foro regional en la capital del país y la rectoría general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) fungió como anfitrión para llevar a cabo el desarrollo de los tópicos: educación, ciencia y tecnología para el desarrollo en la Ciudad de México.

El eje de la discusión e inquietud de los especialistas invitados por la UAM se desarrolló en torno a las plataformas políticas de los partidos políticos aspirantes a la jefatura de gobierno. Las coaliciones encabezadas por Morena y el PRI mandaron representantes, al igual que las candidatas del partido Verde, Nueva Alianza, mientras que la candidata independiente Lorena Osornio y del Partido Humanista, Marcos Rascón asistieron personalmente y el Frente que conforman PAN-PRD y MC no se presentaron.

El análisis de las plataformas y de la moderación del foro estuvo a cargo de los académicos de la UAM, Luis Eduardo Medina Torres y Edwin Cuitláhuac Ramírez Díaz, ambos miembros de la Asociación Mexicana de Estudios Electorales. El formato de estos encuentros considera una exposición de las tesis y propuestas principales de los partidos o coaliciones y una ronda de preguntas por parte de los organizadores con un panel de expertos.

Alguna de las propuestas han sido difundidas en las campañas y otras más puntuales encuentran espacio para presentarlas o profundizar en ellas. De acuerdo a la grabación, misma que puede encontrarse en la plataforma de Youtube, el representante de la coalición de Morena presentó la propuesta de la creación de 300 ciberescuelas para jóvenes que deseen capacitarse para el trabajo así como estudiar o concluir sus estudios en cualquiera de los niveles (básica, media superior y superior), inversión en infraestructura en primarias y secundarias, ampliación de la matrícula del bachillerato a través de cinco nuevos planteles del Instituto de Educación Media Superior (IEMS), aumento presupuestal del 15% a la UACM y diez nuevas escuelas de educación superior de mediano tamaño. En cuanto a cultura propusieron la articulación de una red de Casas de Cultura, programas de apoyo a espacios y colectivos culturales, reforzamiento de la producción de cine, en la ciudad fortalecimiento de la lectura y consecuentemente un aumento al presupuesto de la Secretaría de Cultura.

Por su parte la representación del PRI se limitó a proponer la “educación integral” referida centralmente a la provisión de alimentos y realizar algunas actividades extracurriculares, es decir, las escuelas de tiempo completo que ya vienen operando. También se propusieron alcanzar el 100% de la matrícula en educación media superior. A pesar de no haber asistido, los organizadores leyeron las propuestas de la coalición del PAN-PRD-MC en las que destacan dar cobertura educativa total en todos los niveles, impulsar nuevas carreras, seguramente relacionado con la convocatoria que presentó el gobierno de la Ciudad de México de Técnico Superior Universitario, aunque no lo especificaron, y propusieron la masificación del IEMS y la UACM.

Los demás candidatos o sus representantes mostraron propuestas generales y en algunos momentos se notó la improvisación y la ausencia de una visión soportada en estudios y reflexiones. Nueva Alianza, que por su origen en el magisterio podríamos suponer que contaba con una propuesta más acabada en materia de cultura y educación, se limitó a proponer mayor inclusión y mayor uso de las tecnologías.

Con la intervención de los especialistas observaron que no se ponía énfasis en atender los mandatos de la Constitución Política nacional o de los elementos contenidos en la recientemente promulgada Constitución de la CDMX. Los llamaron a posicionarse respecto a las obligaciones legales incumplidas así como definirse respecto a la reforma educativa. Puntalmente les pidieron que hablaran respecto a la elaboración de contenidos regionales para los programas de estudio, sobre las medidas para facilitar el acceso a educación superior, los programas para evitar la deserción y el abandono escolar, la ampliación y revisión del sistema de becas y programas de apoyo para estudiantes, así como del presupuesto destinado a cada uno de los subsistemas educativos.

En fechas próximas la ANUIES organizará en diferentes sedes universitarias del país foros sobre diversos temas de interés nacional en la Universidad Veracruzana; medio ambiente, cambio climático y sustentabilidad; en el Instituto Politécnico Nacional (Guanajuato) se tratará Economía basada en la innovación y la transferencia del conocimiento; en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, se abordará la pobreza, desigualdad y crecimiento económico; en la Universidad Autónoma de Sinaloa, el tema será México y el mundo: La política exterior ante el cambio de era; en la Universidad de Guadalajara se tocará la seguridad pública y derechos humanos; en la Universidad Autónoma de Coahuila, el estado de Derecho, democracia y rendición de cuentas; y en la Universidad del Estado de Nuevo León, la salud y el deporte.

Si el nivel de participación de los partidos y el interés de los ciudadanos estará similar a lo que ocurrió en la UAM, deberíamos hacer una breve reflexión. No están las universidades e instituciones de educación superior siendo la caja de resonancia de la agenda nacional. La actitud de “neutralidad” o la no partidización ha colocado a las universidades en un espacio marginal del debate nacional de las ideas sobre la actualidad y el futuro de país. Como si no hubiera rectores y exrectores que tuvieran militancia partidaria reconocida como la del Dr. Narro Robles o de tantos académicos, estudiantes o trabajadores que están ahora mismo postulados a un cargo público de representación.

Necesitamos dejar atrás la visión de los recintos educativos como cajas de cristal inmaculadas. Eso no existe, si queremos que realmente las instituciones de educación superior jueguen un papel protagónico en las contiendas electorales, hagamos de las universidades espacios públicos para el debate y la reflexión de las ideas.

El martes se va a realizar un simulacro de votación en la UNAM, esperamos que sea un reflejo de las preferencias de los universitarios para los próximos comicios. Enhorabuena, celebramos la iniciativa de los consejeros estudiantiles al llevar a cabo este ejercicio democrático.

Imprimir

Comentarios