Hay rastros de gas sarín en sitios atacados en Siria, dice Pentágono | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 19 de Abril, 2018

Hay rastros de gas sarín en sitios atacados en Siria, dice Pentágono

Revelaciones de un menor sirio demostrarían que ataque químico en Duma fue un montaje, asegura portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova

Hay rastros de gas sarín en sitios atacados en Siria, dice Pentágono | La Crónica de Hoy

El Departamento de Defensa de Estados Unidos, en una “primicia de evidencia” informó ayer que hallaron presencia de armas químicas, incluidos “elementos” de gas sarín, en los tres sitios que fueron bombardeados por Estados Unidos, Francia y Reino Unido (el centro de investigación y desarrollo Barzah y en el área de Damasco) la semana pasada, destacaron medios estadunidenses, entre ellos el periódico The Washington Post y la cadena Univisión.

El teniente general de la Infantería de Marina de EU, Kenneth McKenzie, dijo en una sesión informativa que Washington cree que el régimen sirio de Bachar al Asad aún puede llevar a cabo “ataques limitados” pero que su capacidad para realizar investigaciones o mejorar sus armas químicas fue diezmada, según indica la agencia Associated Press.

PREOCUPADOS. McKenzie, quien también es jefe del Estado Mayor Conjunto, sin especificar cómo descubrieron los rastros del gas sarín, dijo que, si las fuerzas sirias consideran futuros ataques, “deben mirar sobre su hombro y estar preocupados de que los estamos observando y tenemos la capacidad para atacarlos nuevamente”.

Siria y su aliado Rusia niegan que haya ocurrido el ataque de ese tipo y argumentan que se trató de un montaje.

Al respecto, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, ofreció detalles de la información transmitida por la televisión estatal, y en la que durante una entrevista con un menor sirio de 11 años, éste contó cómo fue “reclutado” para grabar un video con el que la ONG Cascos Blancos denunció el supuesto ataque químico.

VERSIÓN. El menor, identificado como Hasan Diab, cuenta a través de un intérprete, que estaba escondido con su familia en un sótano en esa localidad cercana a Damasco cuando fueron llamados para visitar un hospital local. “En cuanto llegué, me agarraron y comenzaron a echarme agua con cubetas por encima y me acostaron junto a otras personas”, señaló.

Según esta versión, así se grabó el video sobre el supuesto ataque, cuyas imágenes llevaron a los aliados a acusar al régimen sirio y posteriormente a atacar con misiles varios objetivos sirios.

Según explicó el padre del niño, su hijo recibió galletas y dátiles antes de ser enviado de vuelta a su casa.

Imprimir