Mundo

Investigan a exgobernador de Sao Paulo por financiamiento ilegal

Geraldo Alckmin habría recibido 2.9 millones de dólares de la constructora Odebrecht durante su campaña y no lo declaró ante la justicia electoral.

Foto: Archivo

La Fiscalía abrió hoy una investigación contra el exgobernador de Sao Paulo y precandidato presidencial Geraldo Alckmin por la supuesta financiación ilegal en su campaña electoral o "caja B", informaron fuentes judiciales.

La Fiscalía de Sao Paulo determinó la apertura de la investigación contra Alckmin, precandidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), por el supuesto delito de improbidad administrativa.

El organismo quiere esclarecer si Alckmin recibió más de 10 millones de reales (unos 2,9 millones de dólares) de la constructora Odebrecht en una contabilidad paralela no declarada ante la justicia electoral durante las campañas para el Gobierno de Sao Paulo en 2010 y 2014.

Dos millones de reales (unos 588.000 dólares) habrían sido recibidos para la campaña de Alckmin en 2010 y otros ocho millones (unos 2,35 millones de dólares) para la de 2014.

La apertura de la investigación se apoya en las confesiones de tres exejecutivos de Odebrecht que acordaron ofrecer detalles sobre la trama corrupta de la que la constructora fue protagonista a cambio de una reducción de sus penas.

La investigación fue abierta semanas después de que Alckmin dejara el Gobierno de Sao Paulo para poder concurrir a las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre de la mano del PSDB.

El proceso contra Alckmin transcurría en el Tribunal Superior de Justicia, pero al dejar el Gobierno y perder el foro privilegiado el caso fue enviado a la Justicia Electoral. No obstante, la Fiscalía de Sao Paulo decidió abrir la investigación en la esfera civil.

De acuerdo con la ley brasileña, una eventual condena por improbidad administrativa puede ser penada con multa, suspensión de derechos políticos, la inelegibilidad o incluso pérdida de cargo.

Alckmin, un veterano en la política, ya aspiró a la Presidencia de Brasil en las elecciones de 2006, en las que perdió frente al entonces mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, reelegido en segunda vuelta con un 60,8 % de los votos.

El exgobernador de Sao Paulo aspira ahora de nuevo a la Presidencia de la mano del PSDB, aunque hasta el momento no ha conseguido despegar en las encuestas de intención de voto, que siguen dominadas por Lula a pesar de su encarcelamiento.

Alckmin se mueve en una horquilla que va del 6 al 8 %, frente al 30 y 31 % en una eventual primera vuelta de Lula o el 15 y 16 % del candidato de la ultraderecha Jair Bolsonaro.

havh

Imprimir