Dan cadena perpetua a chofer de tráiler donde murieron diez inmigrantes en Texas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 20 de Abril, 2018

Dan cadena perpetua a chofer de tráiler donde murieron diez inmigrantes en Texas

Dan cadena perpetua a chofer de tráiler donde murieron diez inmigrantes en Texas | La Crónica de Hoy

 El conductor que dejó encerrados en julio del 2017 en la caja de su camión a 39 indocumentados, de los cuales diez fallecieron asfixiados y por calor, fue condenado ayer por un tribunal de Texas a dos penas simultáneas de cadena perpetua.
El condenado, identificado como James M. Bradley, de 61 años, que recibió esa sentencia tras ser declarado culpable de tráfico de personas con resultado de muerte, no podrá salir en libertad bajo fianza, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.
ANTECEDENTE. En julio del año pasado, Bradley había salido de la ciudad fronteriza de Laredo, Texas, cuando sufrió un leve incidente y tuvo que estacionar a las afueras de San Antonio, donde abandonó a los 39 indocumentados que llevaba escondidos en la parte trasera del vehículo, según explicaron fuentes judiciales.
Las autoridades revelaron que al abrirse la cabina del camión tras golpes que daban los inmigrantes, ocho de ellos yacían muertos en el interior, otras perecieron más tarde en el hospital y el resto fue atendido de urgencia afectados con golpes de calor severos.
“Estoy muy arrepentido por lo ocurrido”, dijo Bradley durante el juicio y agregó: “No hay día o noche que no reviva aquella escena”.
FAMILIA. El 16 de octubre pasado, Bradley se declaró culpable de transportar indocumentados para obtener un beneficio económico, con “imprudente indiferencia” de que lo hacían ilegalmente y con el resultado de muerte de diez de ellos.
El periódico local San Antonio Express-News publicó una declaración de la hermana de Bradley, Audrey Washington, en la que manifestó la “tristeza” de la familia por una situación inesperada para ellos y en la que dicen estar preocupados por la salud del detenido.
“James tiene una amputación debajo de la rodilla en la pierna derecha y es diabético tipo 2, los doctores nos informaron que su esperanza de vida oscila entre cinco y siete años”, señaló Washington.

Imprimir