Cultura

“Juan José Arreola era un ruiseñor y paradigma de la literatura mexicana”

Evocan la figura del escritor en el centenario de su nacimiento en la Fiesta del Libro y la Rosa. Fue el único que hizo literatura de la literatura, agrega su hijo Orso

Juan José Arreola (1918-2001) era un ruiseñor de la literatura mexicana, fue el único escritor que a mediados del siglo XX hizo literatura de la literatura y cuestionó la palabra invención; fue un actor de profesión que unió a muchos artistas, comentó ayer Orso Arreola, hijo del autor de Bestiario en Ciudad Universitaria durante la Fiesta del Libro y la Rosa, donde adelantó que como parte del centenario de nacimiento de su padre, se recopilarán en un libro las colaboraciones que Arreola escribió para la Revista de la Universidad.

“Escribió muchos textos para la Revista de la Universidad que vamos a recopilar en un libro que posiblemente llamaremos Arte de letras menores. También saldrá Poemas y dibujos, y están en preparación las reediciones de Inventario y Ramón López Velarde. El poeta y el revolucionario”, adelantó. 

Orso Arreola, actual director de la Casa Taller Literario Juan José Arreola, ubicada en Zapotlán El Grande, Jalisco, platicó que tuvo una reunión con Joaquín Díez-Canedo para plantearle la edición de Bestiario, “aquella legendaria edición hecha por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con los dibujos de Héctor Xavier, que tiene mucho que ver con la relación de Arreola y la Universidad”. 

Al respecto, la investigadora y miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua, Sara Poot-Herrera, precisó que existe un hueco en cuanto al paso creativo que dio Arreola de Punta de plata (1958) a Bestiario (1972).

“Hay una publicación de la Revista de la Universidad de México donde está el origen de Bestiario, son cuatro textos de Juan José Arreola, entre ellos El rinoceronte, es decir, El rinoceronte ya se había publicado en marzo 1958” y  dibujos de Héctor Xavier, destacó. La segunda novedad literaria es Poemas y dibujos, Orso dijo que contempla el rescate de diez acuarelas y 50 poemas hechas por Arreola.

ARREOLA ACTOR. “Mi padre era un ruiseñor de la literatura mexicana porque pocos escritores del siglo XX influyeron dentro de la sociedad y dentro del concepto de querer crear”, señaló Orso Arreola.

Para él, su padre fue el único escritor que a mediados del siglo XX hizo literatura de la literatura. “Hay una larga discusión sobre eso: ¿hasta dónde llega la invención? El primer libro de Arreola: Varia invención, cuestiona eso porque la invención es parte de lo que entendemos hoy como literatura fantástica”. 

Otros aspectos que resaltó Orso del Premio Internacional de Literatura Juan Rulfo 1990, fue su formación como actor, su participación en Poesía en Voz Alta y su incursión en medios audiovisuales.

¿Cómo es que Arreola irrumpió de joven en el teatro?, cuestionó. “Empezó a tratar a Xavier Villaurrutia, Rodolfo Usigli y a todos estos grandes personajes que formaron parte del grupo Contemporáneos. ¿Cómo influenció eso en la vida de sus maestros y cómo lo reconocieron e integraron a la literatura mexicana?”, agregó.

En su opinión, Arreola fue un paradigma en la literatura mexicana, un eslabón que unió a la generación del Ateneo —Alfonso Reyes, Julio Torri y José Vasconcelos—, y a los Contemporáneos. “Ellos adoptaron a Arreola, varios de ellos eran sus maestros, hasta llegar a mediados del siglo XX en donde él comenzó a escribir y Octavio Paz dijo que los textos de Arreola eran una puerta abierta a una literatura mexicana que estaba cerrada desde los tiempos oficiales de la Revolución Mexicana”.

Juan José Arreola, añadió, vivió a plenitud su relación con la UNAM. “Llegó en 1956 y fundó con otros amigos cercanos, como Jaime García Terrés y Enrique González Casanova, Poesía en Voz Alta. ¿Por qué llamaron a Arreola a fundar la compañía del teatro de la UNAM?, sencillamente él había sido actor”.

Orso enfatizó que su padre sí tuvo una formación, “suele olvidarse que estudió en el Escuela Nacional de Teatro del INBA, que tuvo de maestros a Usigli, a Celestino Gorostiza, Xavier Villaurrutia y a Fernando Wagner. Diría que la única formación que tuvo Arreola fue el teatro, ésta inició en 1937 y para 1940 ya estaba en una compañía de teatro formal: Teatro de Medianoche de Usigli. Olvídense un poco de esa fantasía de que fue autodidacta”.  

ARREOLA ABUELO. En el homenaje también estuvo presente el músico Alonso Arreola, nieto del autor de La Feria y quien platicó anécdotas sobre su abuelo.

“Muchas cosas pasaron en el restaurante del Camino Real. Ahí un día me enseñó una edición particular de García Lorca, todo el día estuvimos con el libro y dando vueltas a la ciudad en un taxi. Pero cuando regresamos por la tarde al hotel se dio cuenta de que no llevaba el libro. Se estresó, le habló al gerente y le pidió que todo el personal buscara su libro, él aseguraba que lo había dejado ahí”, narró.

Pasó la noche, añadió Alonso, “y en la madrugada vi a mi abuelo a gatas esculcando mis cosas, pero no dije nada. A la mañana siguiente, apareció el taxista con el libro y mi abuelo me dijo: te he de confesar una cosa, pensé que querrás tener un recuerdo de tu abuelo, revisé tus cosas, pero te voy a confesar algo más. En eso abrió el libro y estaba una servilleta perfumada con un beso de una mujer”.

Imprimir