Terminar con la contaminación de los plásticos, lema del Día Mundial de la Tierra | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 22 de Abril, 2018

Terminar con la contaminación de los plásticos, lema del Día Mundial de la Tierra

«Madre Tierra» es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones

Terminar con la contaminación de los plásticos, lema del Día Mundial de la Tierra | La Crónica de Hoy
Evitar el desperdicio de plásticos para proteger especies

El Día de la Tierra es una conmemoración para crear conciencia en todos sus habitantes sobre la necesidad de proteger el medio ambiente y conservar la biodiversidad.

«Madre Tierra» es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos.

La Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar. Para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza y el planeta.

Celebramos el Día Internacional de la Madre Tierra para recordar que el planeta y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento. Con este día, asumimos, además, la responsabilidad colectiva, como nos recordaba la Declaración de Río de 1992, de fomentar esta armonía con la naturaleza y la Madre Tierra.

Este día nos brinda también la oportunidad de concienciar a todos los habitantes del planeta acerca de los problemas que afectan a la Tierra y a las diferentes formas de vida que en él se desarrollan.

Este año, se celebra el octavo Diálogo sobre armonía con la naturaleza, el día 23 de abril en la Sede de la ONU de Nueva York. Este diálogo interactivo es una buena plataforma para tratar temas como la producción sostenible y los patrones de consumo en la Armonía con la naturaleza. Asimismo, el diálogo quiere fomentar que los ciudadanos y las sociedades se conciencien sobre cómo se relacionan y cómo pueden relacionarse con el mundo natural; al mismo tiempo, pretende mejorar los cimientos éticos de la relación entre la humanidad y la Tierra, en términos de desarrollo sostenible.

Reconocer que el planeta que habitamos, con sus ecosistemas, es el hogar de la humanidad y que, para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de los habitantes del planeta y las futuras generaciones, es necesario promover la armonía con la naturaleza y la Tierra.

Desafortunadamente los avances científicos y tecnológicos junto con el crecimiento exagerado de la población y el consumismo que nos domina, nos hacen olvidar la gravedad del problema con relación a la enorme generación de contaminantes de todos tipos y a la necesidad de utilizar los recursos naturales con responsabilidad para seguir haciendo de él un planeta habitable y suficiente para todos.

El Día de la Tierra fue promovida por el senador estadounidense Gaylord Nelson, en 1970, año en el que se inició un movimiento medioambiental en Estados Unidos que sacó a la calle a 20 millones de personas para luchar por un entorno más saludable.

A partir de entonces se logró concientizar a los políticos sobre la importancia de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente, y se creó la Agencia de Protección al Medio Ambiente de Estados Unidos. Esta asociación se encarga de las leyes para conseguir aire limpio, agua potable y conservar especies en peligro de extinción, así como también en muchos países tomar en cuenta este relevante tema para establecer acciones a favor de su cuidado.

El lema de Naciones Unidas para el Día de la Tierra de este año es “Terminar con la contaminación de los plásticos”. Por lo que la ONU invita a todos los Estados miembros, organizaciones internacionales, regionales y subregionales, a la sociedad civil y a las ONG a crear conciencia sobre este día a través de numerosas actividades de información y sensibilización que tienen lugar alrededor de esta fecha en todo el mundo.

 

Imprimir