Damas y caballeros… ¡“El voto útil”!

Juan Manuel Asai

Los actores políticos, organismos empresariales, grupos de la sociedad civil que no quieren que López Obrador sea presidente de México tienen que hacer algo y tienen que hacerlo ya.

El tabasqueño tiene una ventaja amplia y el tiempo se acaba. Las decisiones no pueden esperar. El riesgo es que se tomen demasiado tarde. Algunos han comenzado a hacerlo. Una de las pocas opciones que quedan abiertas es la del voto útil. O sea, que los candidatos y partidos que en las actuales condiciones estén condenados a perder, unan esfuerzos para cambiar las condiciones de la competencia y que se abra una oportunidad de triunfo. Repito, abrir una oportunidad de triunfo no asegura la victoria.

La idea, en síntesis, es que Anaya o Meade declinen y le pidan a sus seguidores que voten por el que pueda ser mejor rival para Obrador. Suena complicadísimo, pero es casi la única oportunidad. Anaya y Meade no pueden equipararse de manera personal, pues Meade es un servidor público de altos vuelos que ha ocupado cinco carteras en dos gabinetes, en el de Calderón, del PAN, y en el de Peña, del PRI. Tiene un doctorado y no tiene manchas en su reputación personal.

Anaya es un joven brillante, lo reconozco, pero con experiencia política y administrativa mínima y antecedentes turbios. Compararlos sería improcedente. Lo malo con Meade es que el candidato del PRI y del gobierno federal en funciones, lo que es casi un pecado mortal. Muchísimos ciudadanos quieren ver al PRI no solo fuera del gobierno sino a muchos de sus personeros en la cárcel. Suponen que el indicado para llevar a cabo el ajuste de cuentas es López Obrador que por eso anda desde hace meses en la estratósfera de las encuestas, con ventajas de vértigo sobre sus seguidores. Está tan seguro de la victoria que el sábado, en lugar de preparse para el debate, se dedicó a pegar estampitas con su hijo en su álbum deportivo. Las posibilidades de que vuelva a perder son lejanas pero desde mi punto de vista hace mal en mostrarse tan confiado. Esto no se acaba hasta que se acaba.

Uno de sus rivales, Meade, acaba de hacer dos fichajes interesantes. Primero Amando Ríos Peter y después Silvano Aureoles. El Jaguar era candidato independiente y salió raspadísimo del proceso. El gobernador de Michoacán quería participar en el proceso para elegir candidato en el PRD, pero lo arrolló la maquinaria de Anaya que trituró todo a su paso. Muchos dicen que Ríos Piter y Silvano representan casi nada. Se equivocan. Son dos políticos profesionales curtidos en mil batallas que quieren una revancha y que pudieran ser los primeros de otros personajes que se sumen a la causa de Meade.

Otros gobernadores del PRD o del PAN lastimados por los modales de Anaya pudieron seguir su ejemplo. También más adelante, digamos a principios de junio, los candidatos independientes que sí van a la boleta, hablo de El Bronco y Margarita Zavala, pudieran hacer lo mismo. No declararán por Anaya pero tal vez sí, nótese que escribí tal vez, lo hagan por Meade.

Vale recordar por último que PAN y PRI ya protagonizaron un operativo de voto útil exitoso en el año 2006, fruto de un acuerdo entre Felipe Calderón y la maestra Elba Esther Gordillo que movilizó a varios gobernadores priistas para que movilizaran el voto a favor del candidato del PAN, pues el candidato del PRI estaba lejísimos en las encuestas. Calderón ganó, por muy poco, por un puñado de votos, pero lo hizo.

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios