Retiro sin gloria

Leopoldo Mendívil

DR. LORENZO CÓRDOVA VIANELLO,

CONSEJERO PRESIDENTE DEL INE:

 

+Se debe estar dispuesto a arriesgar

todo para expresarlo todo

John Cassavetes

 

Creo que todos hemos vuelto a estar contentos y satisfechos con ustedes, estimado presidente, damas y señores todos del INE, por la noche de sustancioso debate políticoelectoral que nos dieron el domingo. Incluidos los actores centrales del evento y mis colegas periodistas conductores, que estarían rehabilitando al INE.

Incluso López Obrador concluyó aportando un acto final a la altura de su drama: nos regaló una salida —que no despedida— del Palacio de Minería, equivalente a un acuse de recibo. Silenciosamente se declaró lastimado y se confesó perdedor. Cierto, sus compañeros de debate se le echaron de a montón, pero todos sabíamos que eso iba a suceder porque así son las luchas de poder. Como AMLO se sintió tan poderoso y tan capaz de soportar la tormenta que le esperaba, se regaló el sábado para ayudar a su hijo a pegar en su álbum las efigies de los futbolistas que competirán en el Mundial de Futbol de Rusia… Sólo espero que no haya pasado a Jesús Ernesto la irresponsabilidad que él cometió y creo que él debió dulcificarse ese final de no fiesta evitando el último gusto a sus vencedores, en vez de confirmarles que habían dado en el clavo de su tercera entrega del poder…

Tal como lo he escrito, estimados lectores, la tercera entrega del poder presidencial de AMLO ha comenzado. Así ocurrió en 2006, cuando empezó a cometer error tras error hasta culminarlos con un acto antielectoral que debió llevarlo a la cárcel —ustedes, señores consejeros, saben que no exagero— y AMLO la cometió a sabiendas la grave violación constitucional que cometería cuando mintió con los presuntos tres millones de votos desaparecidos en la tarde de la elección de Felipe Calderón; y actuó de similar forma en 2012 cuando llamó a los electores a presentar pruebas sobre la presunta “compra de cinco millones de votos” vía tarjetas Monex  por el PRI para detener a Peña Nieto, otro escandalazo que no cuajó y él tuvo que revolcarse en la pestilente humedad de una derrota que seguramente el mismo Peje sabía indefectible.

Creo que AMLO ha comenzado a preparar el escenario de un retiro preventivo, ¿porqué podrá soportar los dos debates que faltan para llegar al día de la elección, una vez que sus contrincantes le tienen tomada la medida, más todo lo que seguramente va a suceder entre las fechas casi fatales?

Es, sin duda, enorme el patrimonio político que López Obrador ha construido en el curso de los años entregados a la ¿obsesión?, ¿decisión? ¿misión de salvar a México de la mafia del poder? Todo esto debió comenzar antes de o ya cuando, luego de haber sido buen colaborador político de Enrique González Pedrero en su camino a la gobernación tabasqueña, en 1987  le pagó un viaje a Cuba para prepararse en manejo de masas. Él insiste en que lo suyo es una misión, una suerte de designio divino que no puede dejar atrás así como así. Pero tal vez esto del designio divino sea la gran trampa mental que le podría estar llevando, ya, al final de la aventura —perdón, de la misión…—.

Es muy riesgosa esta percepción, sobre todo por lo que ha implicado esta tercera campaña presidencial del Peje, pero tras del retiro sin gloria de antenoche hay más, mucho más de lo que se mira a simple vista…  El riesgo está tomado, ni modo…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendivil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios