Nacional

Semáforo Delictivo propone a candidatos plan para construir la paz

La organización Semáforo Delictivo presentó una serie de propuestas a los candidatos para construir la paz en el país, entre ellas, la regulación de las drogas, como la marihuana recreativa y el cultivo de la amapola para medicamentos.

En conferencia de prensa, al presentar su informe del primer trimestre del año, el presidente de esta organización, Santiago Roel, lamentó que, desde hace una década, se insista en las "guerras" contra la criminalidad como una estrategia para combatir la violencia en el país.

"La visión de paz debe incluir, entre otras cosas, el fortalecimiento del Estado de derecho, el tomar decisiones por el bien de México y no por los intereses de otros países, entender que es un proceso estructural de largo plazo al que todos los partidos debieran sumarse y al que todos podemos contribuir", expuso.

Entre las propuestas a los candidatos, detalló que primero se debe aceptar el problema de la violencia en el país, darle un enfoque integral, dar información veraz y oportuna sobre el tema, abordarlo con un enfoque científico, pragmático, preventivo e innovador.

Dar un tratamiento específico a cada tipo de delito, mermar el poder económico de las mafias para debilitarlas y una vez hecho esto, avanzar en el combate de delitos del crimen organizado con métodos policíacos e inteligencia.

"En la medida en que se regulen las drogas y se debilite a las mafias, se hará menos necesaria la presencia de fuerzas militares en el combate de los delitos", afirmó.

En ese sentido, aseguró que ningún país ha tenido éxito en la estrategia de guerra para reducir el consumo y oferta de las drogas, por lo que insistió en la necesidad de regularlas para reducir su consumo entre los jóvenes, lo cual conllevaría a mermar el poder económico y bélico de las mafias.

"Como primer paso se propone la regulación de la marihuana recreativa y del cultivo de la amapola para producir medicamentos. Esta es la decisión más inteligente y efectiva para reducir daños y fortalecer el Estado de derecho", insistió.

Dijo que la participación de las fuerzas militares en el combate a la criminalidad y violencia se deben ver como una excepción y no como una regla.  El estratega, cuya asesoría ha permitido la reducción delictiva en estados y municipios de Nuevo León, Sonora, Sinaloa y Tabasco, precisó que México puede ser un país de paz a partir de un cambio de paradigmas.

"Es momento de darle vuelta a la página, podemos reducir radicalmente la violencia. Necesitamos entender las causas estructurales y las alternativas de solución, requerimos un enfoque innovador, pragmático e inteligente", expuso.

Consideró que las propuestas de los candidatos deben estar orientadas al fortalecimiento del sistema con estrategias y procesos de implementación efectivos, que alienten la participación a largo plazo y de mejora continua.

Sobre los resultados en los índices delictivos del primer trimestre del año, Roel dijo que muestran un comportamiento mixto, pues el secuestro aumentó 16 por ciento, la extorsión 9 por ciento, el robo a casas habitación y a negocio 7 por ciento.

El delito de violación creció 4 por ciento y las lesiones dolosas en uno por ciento, mientras que el narcomenudeo aumento 37 por ciento, el feminicidio 18 por ciento, el homicidio 16 por ciento, la violencia familiar 8 por ciento, y el robo de vehículos 7 por ciento.

Detalló que 12 estados lograron reducir sus cifras de homicidios, entre los que destacan Yucatán, en 66 por ciento; Baja California, en 50 por ciento; Campeche, 38 por ciento; Sinaloa, 30 por ciento, y Sonora en 15 por ciento.

En 19 estados tuvieron incrementos en los índices de este delito, como Nayarit, con 386 por ciento; Quintana Roo, con 134 por ciento; Guanajuato, 114 por ciento; Aguascalientes, en 91 por ciento, y Tamaulipas, con 76 por ciento.

Dijo que a nivel nacional, 75 por ciento de las víctimas de homicidios fueron producto de ejecuciones del crimen organizado, lo que representa una cifra similar a 2017.

Imprimir