Los presidenciables y la seguridad de México

Israel Moreno

El debate que llevaron a cabo los candidatos a la Presidencia de la República este fin de semana, estuvo marcado por la innovación de un nuevo formato en el que los tres moderadores formulaban preguntas y los aspirantes a gobernar el país contestaban.

Este formato es muy característico de Estados Unidos y en nuestro país, sólo ha sido utilizado una vez en elecciones locales lo que sin lugar a dudas, representó un excelente ejercicio democrático a favor del derecho a saber de los mexicanos.

Durante el intercambio de ideas se abordaron diversos temas de interés nacional y sin demeritar alguno, me gustaría abordar el de seguridad pues creo que este tema ha preocupado no sólo a nuestro país sino a la comunidad internacional que ha hecho públicos los riesgos que representa viajar a México.

Por ello, me llama la atención las distintas propuestas que los candidatos hicieron durante sus varias intervenciones para hablar al respecto, por ejemplo, José Antonio Meade, propuso crear un código penal único que funcione de igual manera en todo el país, es decir, que si alguien comete un delito en Baja California, obtenga la misma sanción que podría obtener en Yucatán si hubiese cometido la misma infracción.

Quizá no sea mala la idea pero pregunto: si en estos momentos es abanderado por el partido en el poder, ¿por qué no lo ha propuesto si tiene mayoría en el Congreso de la Unión; o bien será hablamos de que es puro discurso?

Jaime Rodríguez Calderón fue más allá, pues propuso la mutilación de las extremidades a quienes se sorprenda robando, una medida que nos regresaría al Medievo en donde la castración y mutilar las manos a quien cometiera algún acto indebido era algo común. También propuso militarizar la educación media superior, es decir, poner al ejército a dar clases en las preparatorias lo que resultaría un riesgo para una institución como la Secretaría de Educación Pública (SEP) si eso ocurriera, toda vez que las experiencias nunca han sido buenas cuando juntas a estudiantes con las fuerzas armadas.

Por otro lado Margarita Zavala aseguró que fortalecería a la policía y crearía, una agencia de investigación, en síntesis, lo que ya existe en la actualidad sin rendir los frutos correspondientes.

Asimismo, Andrés Manuel López Obrador, en su oportunidad de tocar el tema afirmó que convocaría a expertos “para elaborar un plan y definir conjuntamente que vamos hacer y definir cómo se hará la amnistía…” es decir, no cuenta con un plan de seguridad ni mucho menos, con un proyecto de seguridad si es que llega a la presidencia y la infinidad de evasivas que hizo durante el debate confirmaron esta teoría pues en ningún momento habló de cifras, proyectos o estrategias lo que no demuestra que su gobierno sería igual o peor que el que estamos viviendo en estos momentos.

Por otro lado, el único que habló de acciones preventivas fue Ricardo Anaya Cortés, quien aseguró que de llegar a Los Pinos, aplicaría un programa de 40 puntos basados en dos ejes: a) Prevención mediante el impulso al deporte, cultura, trabajo y educación, en donde se incluya una materia de formación y rescate de valores. b) Enfrentar el problema desmantelando organizaciones criminales y no sólo duplicar el tamaño de la policía sino profesionalizarla, lo que sin duda, arrojaría una importante disminución en la comisión de delitos toda vez que está comprobado que las acciones que mejores resultados arrojan son las preventivas y no las acciones correctivas como aumentar las penas o multas.

Con base en lo anterior, debemos estar conscientes de que faltan dos debates más, el siguiente en Tijuana, Baja California, el domingo 20 de mayo a las 20:00 horas y el último en Mérida, Yucatán, el martes 12 de junio a las 21:00 horas. Ejercicios que la democracia exige para que usted, estimado lector, conozca a sus futuros gobernantes y desde luego se informe antes de ejercer su derecho al sufragio.

@israelmorenori

 

Imprimir

Comentarios