Cae en desgracia el nominado de Trump para Veteranos, acusado de ser un borracho abusador | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 25 de Abril, 2018

Cae en desgracia el nominado de Trump para Veteranos, acusado de ser un borracho abusador

Cae en desgracia el nominado de Trump para Veteranos, acusado de ser un borracho abusador | La Crónica de Hoy

El intento del presidente Donald Trump de colocar a su médico personal, el almirante Ronny Jackson, para que dirija el sensible Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos, fracasó, luego de que ayer fuese acusado de beber en el trabajo y extralimitarse al recetar medicamentos, entre ellos opioides causante de una epidemia adictiva que está dejando cientos de muertos por sobredosis al día el país.
La oposición demócrata en el Comité de Asuntos de Veteranos del Senado publicó ayer un informe que resume sus entrevistas con 23 personas que trabajan o trabajaron junto a Jackson, y que acusa al médico de negligencia al recetar medicamentos, de beber en el trabajo y de generar un entorno laboral hostil.
Según el documento, los compañeros de Jackson describieron “múltiples incidentes de borrachera en el trabajo”, varios de ellos durante viajes al extranjero.
En al menos una ocasión, no se pudo localizar al doctor Jackson cuando se le necesitaba porque estaba desmayado en su habitación de hotel. En una fiesta de despedida del Servicio Secreto, Jackson se emborrachó y destrozó un vehículo del gobierno”, indica el informe.
CNN y The New York Times informaron por su lado que, durante un viaje al extranjero en 2015, Jackson se emborrachó y aporreó la puerta de la habitación de hotel de una empleada estadunidense, haciendo tanto ruido que el Servicio Secreto le advirtió que parara para no despertar al presidente.
El informe demócrata del Senado también señala que a Jackson le llamaban en la Casa Blanca el “hombre de los caramelos” porque “proporcionaba los medicamentos que quisieran” los empleados sin rellenar documentos de receta.
El doctor tenía “reservas privadas de sustancias controladas”, “se recetaba medicamentos a sí mismo y recetaba medicamentos cuando otros médicos no lo hacían”, y otros doctores del equipo de la Casa Blanca se negaban a formar parte de esa práctica, que daba acceso fácil a drogas a “exfuncionarios de la Casa Blanca y en ocasiones a sus familiares”.
Además, los subordinados de Jackson expresaron al comité del Senado “un constante miedo de represalias”, y le definieron como “explosivo”, “tóxico”, “volátil”, “vengativo”, propenso a “perder la cabeza por cosas pequeñas” y gritar a sus empleados, además de obsesionado con “avanzar en su carrera a base de pisar a otros”.

Imprimir