Mundo

Macron destroza la doctrina Trump ante el Congreso de EU

El presidente francés critica ante las dos Cámaras el aislacionismo, el proteccionismo, la guerra comercial, el pacto nuclear con Irán y el Acuerdo de París, justo lo que pretende el mandatario republicano

El presidente francés, Emmanuel Macron, humilló ayer al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desde el estrado político más importante del país: el Capitolio.

Un día después de exceso de gestos y tocamientos corporales entre Trump y Macron, el mandatario galo pronunció un discurso ante las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos, en el que destrozó literalmente la doctrina patriota y unilateral del republicano, al tiempo que lanzó —queriéndolo o no— un guiño a los demócratas.

“Cerrar la puerta al mundo no parará la evolución del mundo”, advirtió Macron, tras rechazar rotundamente el “aislacionismo” y la “ilusión del nacionalismo” como respuestas a los “retos y miedos derivados de la globalización y el terrorismo”.

“Necesitamos a EU”. El presidente galo apostó en cambio por reformar el orden mundial establecido tras la Segunda Guerra Mundial, a la vez que preservar el papel de instituciones como la ONU y la OTAN.

“Podemos construir el orden mundial del siglo XXI basándonos en un nuevo tipo de multilateralismo, un multilateralismo más eficaz, transparente y centrado en resultados, más fuerte”, argumentó.

“Esto requiere, más que nunca, la participación de Estados Unidos, porque su papel fue decisivo a la hora de crear y salvaguardar el mundo libre de hoy. Estados Unidos es el que inventó este multilateralismo. Ustedes son los que ahora tienen que ayudar a preservarlo y reinventarlo”, recalcó el presidente francés.

Macron se refirió además a uno de los temas que más han tensado la relación entre EU y la Unión Europea (UE): la decisión de Trump de anunciar, a mediados del año pasado, la retirada de su país del Acuerdo de París sobre cambio climático.

“Estoy seguro de que algún día, Estados Unidos volverá al Acuerdo de París”, pronosticó, algo que desató una gran ovación en la bancada de la oposición demócrata.

“Afrontémoslo: no hay planeta B”, advirtió.

También alertó contra las “guerras comerciales”, en una referencia a la voluntad de la UE de que Trump convierta en permanente la exención temporal que el líder estadounidense ha concedido al bloque europeo y a otros aliados, como México, para no aplicarle, de momento, sus aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

“Una guerra comercial no es coherente con nuestra misión. Lo único que conseguirá es destruir empleos, aumentar los precios y la clase media tendrá que pagar por ello”, argumentó Macron.

El pacto con Irán. Hacia el final de su discurso, el presidente galo aludió al tema central en sus reuniones con Trump: el futuro de Estados Unidos en el acuerdo nuclear firmado en 2015 con Irán, Francia, Alemania, el Reino Unido y China.

En enero, Trump amenazó con retirarse del acuerdo con Irán si los países europeos firmantes del pacto de 2015 (Francia, Reino Unido y Alemania) no negociaban con él cuanto antes un acuerdo paralelo que corrigiera los “defectos” del original.

Trump planea anunciar si sigue antes del 12 de mayo, y Macron trató de convencerle de que, en lugar de retirarse, negocie con Irán un nuevo pacto multilateral “más amplio” que resuelva su inquietud sobre la caducidad de las restricciones impuestas en el de 2015 y el programa balístico de Teherán.

“Tenemos que construir un nuevo acuerdo exhaustivo, para asegurar que, sea cual sea la decisión de Estados Unidos, (...) no abrimos la veda a un conflicto de poderes en Oriente Medio, a un aumento de tensiones y una potencial guerra”, defendió.

Macron garantizó que, haga lo que haga Trump, Francia “no abandonará” el pacto con Irán, pero aseguró a los congresistas estadunidenses que está “comprometido” a asegurar que el país persa “nunca” obtiene un arma nuclear.

“Lo hará genial”. Antes del discurso de Macron, el presidente Trump anunció que tenía previsto seguirlo desde la Casa Blanca y pronosticó a primera hora de la mañana en Twitter que su aliado haría un trabajo “genial” ante el Congreso.

No ha trascendido qué le pareció el discurso, tras destrozarle el francés toda su agresiva doctrina proteccionista.

 

Imprimir