Nacional

UNAM y UdeG exigen acciones inmediatas contra la violencia

Conjuntamente resaltan las cifras que evidencian que los jóvenes están en la mira del crimen organizado ◗ Demandan una investigación exhaustiva

Sumándose a las voces de indignación, en un comunicado de prensa, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),y la Universidad de Guadalajara (UdeG) expresaron su pesar por el asesinato de los tres jóvenes estudiantes de cine, de quienes se confirmó su muerte el martes pasado.

Externaron su pesadumbre con las siguientes palabras: “Nos enteramos con suma tristeza y horror a través de los medios de comunicación y de voz de la Fiscalía General del Estado de Jalisco, cómo tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) de Guadalajara, que desaparecieron el 19 de marzo tras hacer una tarea escolar, fueron asesinados brutalmente y sus cuerpos disueltos en ácido”.

Ambas casas de estudio expresaron sus condolencias y su solidaridad ante la pena que embarga a los familiares y amigos de los jóvenes Javier Salomón Aceves, Daniel Días y Marco Francisco Ávalos, de quienes, afirmaron, se suman a la creciente realidad que amenaza a la juventud mexicana. Asimismo, externaron su solidaridad con todas las familias que han perdido a alguien a causa de la delincuencia.

En un reclamo conjunto, las dos universidades se sumaron a la exigencia social de que las autoridades competentes realicen “acciones inmediatas para frenar y erradicar esta violencia que a todos nos agravia e indigna; así como una investigación exhaustiva que conlleve a la detención de los responsables de esta atrocidad”.

Asimismo, mediante un señalamiento, resaltaron la gravedad de las cifras que evidencian que la población juvenil mexicana se encuentra en la mira de los grupos de crimen organizado, expusieron que de acuerdo a datos del Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas, de las 34 mil 268 de las que se tiene registro, el 35 por ciento de ellas corresponde a niños, adolescentes y jóvenes que suman 12 mil 192 desaparecidos, en los que “Cada uno de ellos representa una investigación fallida, una familia destrozada y una esperanza perdida”.

Después de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, el caso de los estudiantes de cine de la Universidad de Medios Audiovisuales ha ­desatado de nueva cuenta las muestras de agobio, pesar e impotencia de la sociedad mexicana, ante el sadismo y la violencia con los que arremeten los grupos armados que desde la criminalidad atentan contra la paz de todas las entidades del país.

Imprimir